Así será la ampliación del parque eólico del monte Xiabre

Se instalarán seis aerogeneradores en los municipios de Catoira y Caldas

Dos aerogeneradores del monte Xiabre, con las bateas de la ría de Arousa al fondo. |  // IÑAKI ABELLA

Dos aerogeneradores del monte Xiabre, con las bateas de la ría de Arousa al fondo. | // IÑAKI ABELLA / A.Martínez

El proyecto eólico del monte Xiabre contempla la instalación de seis aerogeneradores, que se ubicarán en los municipios de Catoira (cuatro de ellos) y Caldas de Reis. Así se desprende del resumen del proyecto que incluye la resolución de la Xunta de Galicia por la cual se someten a exposición pública el estudio de impacto ambiental del proyecto y las solicitudes de autorización administrativa previa, de incidencia supramunicipal y de utilidad pública. Todo un conjunto de documentos que estarán a disposición de los ciudadanos para que los examinen y, si lo consideran oportuno, presenten alegaciones. El plazo para la presentación de objeciones permanecerá abierto hasta finales de septiembre.

Hace más de una década que la empresa Engasa Energía presentó un proyecto de ampliación del actual parque eólico existente en el monte Xiabre. En aquel entonces, se contemplaba la instalación de nueve molinos de viento. Pero, por unas razones u otras, la iniciativa terminó aparcada. Hasta que, hace unos años, Engasa la retomó. La propuesta inicial también sufrió modificaciones, ya que el Ayuntamiento de Vilagarcía protestó por la ubicación de al menos uno de los molinos, ya que los técnicos municipales entendieron que interferiría gravemente en las vistas del nuevo mirador habilitado por el Ayuntamiento. Asimismo, el Instituto de Estudos do Territorio recomendó realizar cambios en el diseño del parque, al apreciar igualmente una afección importante sobre el paisaje de la montaña arousana.

82 metros de altura

Así las cosas, Engasa ha presentado un nuevo proyecto, que supondrá la instalación de seis aerogeneradores, de 82 metros de altura y 136 de diámetro de rotor. Las estructuras tendrán la capacidad de generar hasta 18 megavatios de electricidad, con una producción neta anual de 79.000 megavatios. La inversión prevista supera los 20,5 millones de euros, pues también habrá que costear las expropiaciones y abrir nuevos caminos.

El proyecto afecta fundamentalmente a los municipios de Catoira y Caldas (sobre todo al primero de ellos), aunque Vilagarcía también figura en la relación de zonas afectadas. El parque ocupará de una u otra forma los terrenos de casi 80 propietarios, entre ellos las comunidades de montes de Abalo y Dimo (Catoira) y de Bemil y Saiar (Caldas). El Consello da Xunta declaró en junio pasado como “prioritaria” la iniciativa empresarial, y posteriormente la Dirección Xeral de Planificación Enerxética e Recursos Naturais declaró la tramitación de urgencia del expediente, lo que permitirá reducir los plazos a la mitad.