Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El brutal desembarco de nutrientes y biotoxinas en las rías cierra el 75% de los polígonos

Arrecian las células tóxicas DSP, PSP y ASP, junto a las microalgas que provocan las inofensivas mareas rojas e iluminan el mar

La evolución del episodio tóxico se controla al detalle en el Intecmar. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Las condiciones meteorológicas y oceanográficas registradas desde hace semanas y, sobre todo, la riqueza de las aguas gallegas, con una llegada incesante de nutrientes, están consiguiendo que el episodio tóxico que limita la actividad en los polígonos bateeiros gallegos este verano no solo se resista a desaparecer, sino que empeora por momentos.

Tanto es así que a estas alturas están cerrados 37 polígonos mejilloneros, de cuyas bateas, en consecuencia, no se puede extraer mejillón para consumo.

Quiere esto decir que únicamente siguen operativos 13 polígonos, y pronto serrán menos, ya que los últimos resultados analíticos demuestran un incremento de células relacionadas tanto con la toxina diarreica (DSP) como con la amnésica (ASP) y la paralizante (PSP), siendo la primera (“Dinophysis acuta”) la más persistente.

Intecmar

Según los informes y análisis del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), dependiente de la Xunta, permanecen cerrados los ocho polígonos bateeiros de la ría de Pontevedra, los cuatro localizados en la de Muros–Noia, los dos de Ares–Betanzos (Sada) y tanto el de Baiona como el de Camariñas.

Este gráfico elaborado por el Intecmar permite apreciar la importante acumulación de “Dinophysis acuta”, que al formar floraciones masivas puede provocar intoxicaciones por toxina diarreica (DSP). Se trata de las toxinas del género lipofílico que provocan el episodio tóxico actual. Cuanto más grandes y más oscuros son los círculos, mayor es el nivel de toxicidad en el agua. Es lo que popular, pero erróneamente, se define como “marea roja”; un episodio totalmente natural y controlado que no ofrece riesgo alguno para la salud pública si se consume el producto, en este caso mejillón, extraído y comercializado por los cauces reglamentarios. Pero su presencia es un trastorno, ya que obliga a cerrar temporalmente las bateas más castigadas.

Este gráfico elaborado por el Intecmar permite apreciar la importante acumulación de “Dinophysis acuta”, que al formar floraciones masivas puede provocar intoxicaciones por toxina diarreica (DSP). Se trata de las toxinas del género lipofílico que provocan el episodio tóxico actual. Cuanto más grandes y más oscuros son los círculos, mayor es el nivel de toxicidad en el agua. Es lo que popular, pero erróneamente, se define como “marea roja”; un episodio totalmente natural y controlado que no ofrece riesgo alguno para la salud pública si se consume el producto, en este caso mejillón, extraído y comercializado por los cauces reglamentarios. Pero su presencia es un trastorno, ya que obliga a cerrar temporalmente las bateas más castigadas. Intecmar

En este mismo centro analítico, perteneciente a la Consellería do Mar y asentado en Vilagarcía, confirman que también está prohibida la actividad en dieciséis de los polígonos de Arousa, por lo que en sus aguas quedan solo seis disponibles.

Ría de Vigo

En cuanto a la viguesa, en el laboratorio aludido, que dirige Covadonga Salgado, reseñan que permanecen cerrados los polígonos Cangas F, Cangas G, Cangas H, Cangas E, Cangas C, Cangas D y Vigo A. Lo cual es tanto como decir que dispone de cinco aptos para la extracción y venta del “oro negro” de batea.

20

Descargas de mejillón para el mercado francés Manuel Méndez

De cualquier modo, y como se decía anteriormente, el episodio tóxico va a ir a más, ya que se detectaron incrementos de células de toxina diarreica en las estaciones costeras de Langosteira, Barallobre y Mugardos.

Al igual que aumentaron las células de amnésica en esa última estación y se aprecia un incremento de la paralizante en los puntos de control costero de Baiona y Camariñas.

Mediciones en las rías

Así queda puesto de manifiesto en los informes técnicos sobre identificación y cuantificación de fitoplancton tóxico en agua de mar correspondientes a la semana en curso.

Galicia despacha cientos de toneladas de mejillón e incrementa su precio en origen

Galicia despacha cientos de toneladas de mejillón e incrementa su precio en origen Manuel Méndez

Los mismos que, al referirse a las estaciones de medición del Intecmar en las diferentes rías, detectan un aumento de PSP en todos los puntos de control de la de Vigo, excepto en el de Baiona.

Es decir, que existe un “incremento significativo” de paralizante en Liméns, Moaña, Rande, Chapela, Samil, la estación fija de esta misma ría y en las situadas en su Boca Sur y la Boca Norte.

“Alexandrium minutum” y “Gymnodinium catenatum”

Llegados a este extremo, hay que aclarar que los episodios tóxicos paralizantes se producen como consecuencia de la proliferación de esos microorganismos que forman parte del fitoplancton conocidos como dinoflagelados. Hay 2.400 especies conocidas, y la más habitual es el “Alexandrium minutum”.

56

Descargas de mejillón para fresco e industria en Arousa Manuel Méndez

Pero también están en la lista los llamados “Gymnodinium catenatum”. Y sale a relucir porque esta última especie también ha sido detectada de forma “significativa” en las bocas Sur y Norte de la ría de Vigo, al igual que en Baiona, la estación de la boca de la ría de Arousa y, ya en Muros–Noia, tanto en su parte externa como en As Basoñas.

En cuanto a ese incremento de PSP por “Alexandrium” detectado en Vigo, también se aprecia en las estaciones de la ría de Pontevedra localizadas en Combarro, Aldán, Bueu, Raxó, Tambo, Cabalo de Bueu, Aldán Interior y Festiñazo.

Pontevedra, la ría siempre más castigada

Por si no fuera suficiente lastre para la ría pontevedresa, se da la circunstancia de que en la misma, además de la PSP también aumento la toxicidad por lipofílicas, entre las que se encuentra la diarreica (DSP).

Sucede en las estaciones de control de Bueu, Boca Sur, Boca Norte, Ons y Aldán Interior.

La descarga del mejillón no descansa

La descarga del mejillón no descansa Manuel Méndez

Unas diarreicas que son las causantes de los cierres en la ría más productiva de todas, la de Arousa, donde se localizan alrededor de 2.200 de las 3.300 bateas totales de la comunidad.

Según consta en el informe técnico emitido ayer, a las 12.29 horas, desde el Intecmar, la presencia de la DSP que afecta a Arousa se ha intensificado en Boca da Ría, Cabío, Rianxo y O Grove.

No son los únicos puntos de las Rías Baixas donde se aprecian incrementos de diarreica (Dinophysis spp). Sucede también en Muros–Noia, tal y como se ha comprobado en las estaciones conocidas como Centro da Ría, Boca da Ría y As Basoñas.

La marea roja que tiñe e ilumina el mar también está aquí

El Intecmar confirma la presencia de “Noctiluca scintillans” en las rías de Vigo y Pontevedra, con especial intensidad en Liméns.

No tiene nada que ver con las células tóxicas que provocan el cierre de bateas, sino que se trata de una microalga bioluminiscente e inofensiva también conocida como mar de ardora o ardentía.

El agua en calma y otros factores relacionados con la temperatura y la abundancia de alimento favorecen la proliferación de estas microalgas que durante el día causan las verdaderas mareas rojas –llamadas así porque tiñen el mar del característico color rojo anaranjado o marrón que les da nombre– y por la noche emiten una luz azulada cuando las olas rompen o alguien agita el agua, haciendo que el mar se ilumine.

Compartir el artículo

stats