Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cacabelos acude al rescate de los padres

La negativa de la Xunta a ampliar la guardería de O Grove deja al Concello como única tabla de salvación

Dos de los padres de alumnos mecos, cuando acudieron a la Xunta en busca de ayuda. FdV

Como se esperaba, que el Concello de O Grove materialice la compra del antiguo colegio de Nuestra Señora, popularmente conocido como “colegio de las monjas”, es ahora mismo la única solución posible para que todos los niños con menos de 3 años puedan estar escolarizados el curso que viene.

La guardería existente en el barrio de Rons, adscrita a la Xunta, mediante la red Galiña Azul, es claramente insuficiente para atender las necesidades reales del pueblo meco.

Y dado que no hay plazas suficientes en ella, puede que una treintena de niños se queden sin acceso al sistema educativo.

El problema es que la Xunta, aún teniendo un proyecto para hacerlo realidad, se niega a ampliar las instalaciones y a dotarlas de más plazas, al igual que se opone a gestionar directamente la apertura de aulas en otro lugar, como puede ser el “colegio de las monjas”.

Como mucho, se ofrece a brindar ayuda y asesoramiento, invitando al Concello a solicitar subvenciones para crear sus propias aulas o una especie de escuela.

Es por ello que todo queda en manos, aunque no sea su competencia, del gobierno socialista de O Grove.

Y parece que no le queda otra salida si quiere que los padres de niños sin plaza no se queden “tirados”. De ahí que el alcalde, José Cacabelos, les confirmara ya que hará todo lo posible para, como medida transitoria, adaptar el “colegio de las monjas”. 

Y puede que no resulte demasiado difícil, teniendo en cuenta que funcionó como escuela infantil hasta 2019.

Así lo confirma Daniel López, que junto a Rocío Barral viajó hace una semana a Santiago, en representación de los progenitores mecos, para buscar ayuda en la Xunta. Aunque regresaron con las manos vacías.

Tras informar al regidor de lo sucedido, el propio Daniel López confirma el compromiso adquirido por éste.

Un Cacabelos, cabe recordar, que hace un par de semanas ya se había brindando ante los progenitores a crear aulas en el “colegio de las monjas”, para dar entrada a los menores de tres años.

La reunión entre el alcalde y los padres para hablar del futuro de la guardería y aclarar que no es municipal. | // FDV

Aunque dejando claro en todo momento que es algo provisional, ya que es la Xunta la que está obligada a adoptar soluciones contundentes que, necesariamente, pasan por ampliar la escuela de Rons.

“El alcalde nos dice que no entiende la postura de la Xunta porque sabe que tienen un proyecto hecho para ampliar Rons –reflexionan los padres–, pero va a ayudarnos licitando los contratos para crear las aulas del colegio de las monjas dotándolas de personal y de comedor".

Se intentará hacerlo "cuanto antes, para que puedan funcionar el curso que viene, a la espera de que la Xunta asuma sus competencias”.

Compartir el artículo

stats