Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca también tiene museos que visitar

La fiesta de este tipo de instalaciones apenas se limitó a las puertas abiertas de O Grove y al Cacto

Visitantes en el Museo de la Pesca y la Salazón, que ayer celebró una jornada de puertas abiertas. | // FDV FDV

Ayer se conmemoró el Día Internacional de los Museos. Una cita en la que se organizaron en la comarca jornadas de puertas abiertas y actividades complementarias con las que dar a conocer esos espacios museísticos, centros de interpretación e instalaciones similares.

El Museo de la Historia y la Bella Otero (Valga), el Museo do Viño (Cambados), el Centro de Activación Cultural Torres de Oeste (Catoira), el Centro de Interpretación de la Conserva (A Illa) y el Museo de la Pesca y la Salazón de Punta Moreiras (O Grove) son algunas de las instalaciones que cobran protagonismo en jornadas así. Aunque lo recomendable es visitarlas en cualquier momento del año, y no solo en fechas señaladas.

El Cacto gana protagonismo El número de visitantes al Cacto no deja de aumentar. Ana González, la encargada de este centro de interpretación, recibe visitas a diario de personas procedentes de diferentes partes del mundo. Con ella, en prácticas, la joven Marta González Touriño, guía información y asistencia turística que domina idiomas como el inglés y el francés. | FDV FdV

Mención especial merecen las grovenses, ya que prácticamente monopolizaron la oferta del Día de los Museos, ofreciendo una jornada de puertas abiertas en la que registró una notable actividad.

Especialmente por la tarde, cuando recibió la visita de una buena cantidad de turistas, tanto alojados en O Grove como otros que están de paso o se encuentran realizando alguna excursión por la comarca.

Cerca del Acuario O Grove

Unos y otros tuvieron la oportunidad de conocer la historia de O Grove a través de este espacio divulgativo situado en un lugar estratégico de la localidad, ya que en Punta Moreiras también se encuentran el Acuario, la Aldea Marinera y una red de senderos con formidables vistas a la ensenada de Meloxo y la ría de Arousa.

No cabe duda de que el Museo de la Salazón es uno de los elementos más característicos de la oferta turística y cultural de la localidad.

Un grupo de visitantes a las puertas del Cacto. FdV

Desde 2007

De ahí el papel que desempeñaron ayer, con motivo de la referida efeméride, estas instalaciones museísticas inauguradas en 2007 para recordar a los mecos, y mostrar a los visitantes, que O Grove fue un pueblo con una importante industria salazonera, a finales del siglo XVIII y hasta mediados del XX.

Los fomentadores catalanes generaron riqueza gracias a la salazón de la sardina y otras especies en esas “salgadeiras” que, una vez restauradas, constituyen la esencia de este enclave.

47

Punta Moreiras, un rincón que vale la pena visitar en el "paraíso del marisco" Faro de Vigo

Hay que recordar, y así lo hacen desde el Concello, que la más antigua “se halla perfectamente habilitada y dotada de los elementos necesarios para su funcionamiento como fábrica de salazón, permaneciendo continuamente abierta y con entrada libre para mostrar los procesos que allí se realizaban para conservar la sardina en salmuera, explicados con detalle en paneles situados en las correspondientes secciones de esta instalación”.

La otra fábrica, ésta de estructura más moderna y datada en 1931, construida sobre otra más antigua, de 1790, fue adecentada para incorporar en su interior miles de piezas relacionadas con la salazón, pero también con todo lo que representan la pesca, el marisqueo, la acuicultura y el sector conservero.

Las instalaciones de Punta Moreiras, ayer. | // FDV Manuel Méndez

Provista de un pequeño embarcadero artesanal, utilizado antaño por una motora de pasaje y transporte de mercancías que viajaba a Cambados y Vilagarcía de Arousa, en esta fábrica de salazón que incluso ejerció de almacén de coloniales se exponen las piezas reunidas por el Concello durante años, “mostrando así al público cómo era la vida de los marineros de O Grove y del conjunto de las Rías Baixas”, sugieren en la Administración local.

Embarcaciones, nasas, cebos artesanales, motores, redes, anzuelos, anclas, maquetas, maquinaria de cordelería y de encasado, nudos marineros y otros muchos elementos vinculados al mar dotan de contenido al Museo de la Salazón, en el que se no falta una sección dedicada a la carpintería de ribera.

Un padre y su hija en el museo grovense. FDV

Un repaso al pasado que también puede realizarse en el Cacto, que dispone de paneles informativos, una muestra de réplicas que contextualizan diferentes etapas de la historia de las Torres y varias unidades audiovisuales que permiten profundizar de forma interactiva en la historia de Catoira, de Galicia y de los vikingos.

Esta exposición permanente se sitúa en el edificio de tintes museísticos situado a las puertas del acceso al recinto de las Torres de Oeste, y funciona de martes a sábado, en horario de 11.30 a 13.30 y de 16.30 a 20.00 horas, así como los domingos, en sesión matinal.

Suiza, Alemania, Dinamarca, Canadá, Estados Unidos...

En los últimos días ha registrado una notable afluencia de visitantes. Y lo más llamativo es que cada vez son más los extranjeros que se detienen a disfrutar de este espacio. De hecho, en las últimas semanas visitaron el Cacto ciudadanos de Suiza, Alemania, Dinamarca, Canadá, Estados Unidos, Países Bajos y Brasil.

11

La salazón del pescado, convertida en un arte Faro de Vigo

En A Illa, como se decía al principio, la referencia en jornadas como la de ayer debe ser el Centro de Interpretación da Conserva, que este año volverá a lucir la Bandera Azul.

Aunque ya se ha explicado en otras ocasiones, no está de más recordar que ocupa el edificio de la antigua fábrica de Goday, la primera conservera industrializada de Galicia.

Situado en las proximidades del antiguo “Muelle de Pau”, fue restaurado a hace dos décadas para funcionar como exposición permanente en la que mostrar el proceso productivo empleado en las conserveras del siglo XIX, además de fotos antiguas y la máquina de vapor original.

Compartir el artículo

stats