Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Este es el balance del fin de semana de la Policía Local de Vilagarcía

Localizan un coche robado y detienen a un joven por insultos y resistencia a la autoridad

Una auxiliar de Policía Local, en el centro de Vilagarcía. Noé Parga

La localización de un coche robado, la detención de un joven por presuntos insultos y agresión a un agente o una retahíla de denuncias por incumplimientos de los horarios de cierre de la hostelería se incluyen en el balance de este fin de semana de la Policía Local de Vilagarcía. También la campaña de control de mascotas ha dado sus primeros frutos, con la detección de un dueño que paseaba a un bull terrier sin llevar consigo la licencia de PPP (perro potencialmente peligroso) y el seguro.

Automóvil sin ITV

Fue el domingo cuando una patrulla observó un coche estacionado en la calle Daniel Espiño cuya ITV (Inspección Técnica de Vehículos) estaba caducada. Al introducir los datos del turismo en el registro automatizado de la DGT, los agentes comprobaron que el automóvil, propiedad de un vecino de la ciudad, figuraba como sustraído y con la correspondiente denuncia, por lo que el coche fue trasladado al depósito municipal y los policías tramitaron el parte.

En relación a la detención, ocurrió también el domingo (de madrugada) en las inmediaciones de la comisaría de Policía Nacional. Los agentes de O Cavadelo escucharon los gritos de dos jóvenes que desde la callejuela contigua al edificio se dirigían a ellos con insultos. Se acercaron a ellos para pedirles la documentación, pero uno de ellos intentó huir, "reaccionando violentamente con golpes y puñetazos que alcanzaron a dos policías hasta que, con ayuda de los agentes locales, lo lograron reducir", informan desde Ravella. Uno de los funcionarios agregidos tuvo que ser atendido por lesiones, por lo que se cursó denuncia contra el presunto autor, un vecino de Vilagarcía de 29 años que responde a las iniciales M.O.G. El otro participante en la discusión fue identificado como Y.A.C.H., de 26 años y también residente en al capital arousana.

Perro sin bozal

Con respecto al control del cumplimiento de la normativa relativa a la tenencia de mascotas, la Policía Local dieron el alto a un hombre que paseaba con su perro sin bozal por la calle Camilo José Cela, en el barrio de O Piñeiriño. El propietario llevaba el bozal atado a la correa y al ser requerido por los agentes, se la puso al animal, un bull terrier. Lo que no pudo mostrar a los funcionarios municipales fue la documentación del can. Le tomaron los datos y le instaron a que a lo largo del día presentara los papeles en las dependencias de la Policía Local, en Ravella. Así lo hizo el dueño, que horas más tardes acudió a la jefatura con la licencia de tenencia de animal potencialmente peligroso (PPP) en regla, así como con una póliza de seguro. Pero al no llevar la documentación consigo en la calle, la Policía tramitó igualmente la correspondiente denuncia.

Por último, en el ámbito de la hostelería la Policía Local tramitó dieciséis denuncias por incumplimiento del horario de cierre y recogida de terrazas en locales de hostelería, así como otras dos por poner música en establecimientos cuya licencia no se lo permite.

Compartir el artículo

stats