Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa mantendrá la presión sobre las autocaravanas en verano

El Concello no va a consentir los desmanes de hace dos años, donde muchas acampaban encima de dunas o zonas naturales

Autocaravanas bien estacionadas en la playa de O Bao. Noé Parga

Hace dos años, en pleno verano pandémico, la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones en las que limitar el contacto con el resto de personas en una autocaravana disparó el alquiler y el uso de este tipo de vehículos, algo que también provocó un buen número de problemas en A Illa de Arousa. En el Concello recuerdan que la invasión de autocaravanas llegó a traer consigo estacionamientos y acampadas encima de dunas y en espacios protegidos, una imagen y un daño que no están dispuestos a consentir.

Así lo reconoce el edil de Seguridade Cidadá, Luis Arosa, que advierte que para el verano “vamos a implantar medidas drásticas, como hicimos el pasado año; en A Illa, todos los turistas son bienvenidos, pero si incumplen las normas de convivencia, van a ser sancionados”. El pasado año, la Policía local tuvo que intervenir ante la gran cantidad de infracciones que se cometían, llegando a sorprender a más de un autocaravanista con el camping gas en una zona natural, de alto valor ecológico, y sobre todo, con un serio riesgo de incendio. Además, también se sancionaron actitudes como estacionar encima de los espacios dunares o acampar en lugares no autorizados.

El edil recuerda que en el municipio, en las inmediaciones de la playa de O Bao, existen 25 plazas para estacionamiento de autocaravanas, a lo que se suma la existencia de dos campings donde estos vehículos pueden acampar sin ningún tipo de problema. Sin embargo, no todos los autocaravanistas que visitan A Illa cumplen con estos requisitos. Es más, algunos los ignoran por completo y “eso no vamos a consentirlo, este es un problema que llevamos arrastrando muchos años y al que siempre hemos tratado de ponerle coto”. De hecho, en varios puntos de A Illa, como las inmediaciones de Gradín, la playa de Espiñeiro o del Faro de Punta Cabalo, se ha limitado el estacionamiento, tanto de este tipo de vehículos como de coches convencionales, una decisión que se adoptó porque “muchas acababan estacionando y acampando impidiendo el paso a la playa, o incluso, estacionando en pleno arenal”.

El edil isleño es muy claro, “todo aquel que quiera venir con este tipo de vehículo a A Illa y se arriesgue a estacionar donde no puede, se irá con una multa de 200 euros, no vamos a andar con miramientos, porque esto no puede ser el desmán de 2020”.

Nuevo párking

Coincidiendo con la Semana Santa, el Concello ha decidido abrir el nuevo párking de O Bao, un espacio que tiene capacidad para cerca de 800 vehículos y donde se espera que estacionen la mayor parte de los vehículos que se acercan al municipio, utilizando sus usuarios, después, el parque de bicicletas que se va a instalar en la zona. Este estacionamiento sufrió, antes de su inauguración, un acto vandálico grave, al ser cortados o arrancados todos los árboles plantados por el Concello.

Compartir el artículo

stats