Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barcos de Cambados ya pescan "xarda" en el Cantábrico

Las embarcaciones arousanas atracan entre Santander y Luarca

Una subasta de volandeira en la lonja de Cambados. | // NOÉ PARGA

Una decena de barcos de Cambados que se dedican a la costera de la “xarda” están trabajando ya en aguas del Cantábrico, una vez que la campaña de la volandeira finaliza este jueves, 31 de marzo. Las embarcaciones han atracado entre Santander y Luarca, aunque la mayoría de ellas se encuentran en el puerto asturiano de Avilés.

El patrón mayor de Cambados, Ruperto Costa indica que por el momento las capturas son escasas, dado que los bancos de caballa todavía se encuentran a gran profundidad, pero que a cambio la flota está relativamente satisfecha con los precios, que rondan los 1,30 euros el kilo.

Finalmente, los barcos de Cambados que tradicionalmente suben al Cantábrico para pescar caballa se han decidido a llevar a cabo la costera. En un primer momento, lo habían descartado debido al elevado precio de los combustibles, pero la perspectiva de que baje a corto o medio plazo ha animado al final a los armadores a probar suerte con la “xarda”.

Además, las federaciones de cofradías están celebrando reuniones para intentar arrancar algún compromiso más del Ministerio de Pesca para auxiliar al sector, uno de los más castigados por la crisis energética debido a su dependencia de los carburantes.

El barco más madrugador salió de Cambados ya a mediados de la semana pasada, mientras que los demás subieron durante el fin de semana y empezaron a trabajar ayer. Ruperto Costa indica que en estos primeros compases de la campaña, los peces son esquivos, “como ya pasó el año pasado”, pero la flota confía en que la situación mejore en los próximos días.

La volandeira

Algunas de las tripulaciones que se han desplazado al Cantábrico para pescar “xarda” estuvieron trabajando hasta hace unos días en la campaña de la volandeira. Por este motivo, las capturas de este bivalvo se han desplomado en los últimos días, pasando de una media de cuatro toneladas diarias a unos 2.000 kilos. La temporada de pesca finaliza mañana jueves, y Ruperto Costa señala que ha sido “excepcional”. “Hemos superado las 300 toneladas, cuando el máximo histórico que teníamos hasta ahora eran 180”, manifiesta.

En un principio, las perspectivas para la próxima campaña del “bou de vara” (de principios de noviembre a finales de marzo del año siguiente) también son buenas, aunque Ruperto Costa hace un llamamiento a la prudencia. “Va a pasar muchos meses durmiendo fuera”, explica metafóricamente. “Hay que ir poco a poco. Ya estamos escarmentados de ver mucha cría en especies que después no fue para arriba”.

El portal web oficial de Pesca de Galicia indica que se ha generado en la lonja de Cambados un volumen de negocio superior a los 900.000 euros. Son cifras nunca vistas desde que se publica este registro de la Xunta, en 2001.

Así, la campaña de mayor abundancia hasta ahora había sido precisamente la anterior, la de 2020-21, cuando la flota extrajo en torno a 153.000 kilos. Unos guarismos que fueron saludados en su momento con euforia, pero que se han quedado muy pequeños en comparación con los de este invierno.

La temporada que está a punto de concluir no solo está siendo excepcional por el volumen de volandeira, sino también por sus características y su precio. “Es una volandeira grande, y con mucho rendimiento de vianda”, indicó Costa. Esas cualidades la hacen más apetecible en la lonja, de ahí que se hayan alcanzado precios incluso mejores que los del invierno de 2020-21, menos generosa en cantidad.

Compartir el artículo

stats