Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quieren dotar al “Vellos Tempos” de comedor

El éxito del programa hace que se baraje ampliarlo a horario matinal

Usuarias del programa de conciliación para personas mayores Vellos Tempos, en O Grove.

El programa de conciliación familiar “Vellos Tempos” es, como se explicó en tantas ocasiones, una de las iniciativas sociales más exitosas de cuantas se llevaron a cabo a lo largo de la historia de O Grove.

Es por ello que, para seguir explotándolo y acercarlo a más vecinos todavía, Esquerda Unida (EU) solicita que se amplíe su horario de funcionamiento e incluso se le dote de servicio de comedor.

La formación que dirige José Antonio Otero González presenta una moción para su debate en el pleno del próximo lunes en la que propone la realización de un estudio que determine la necesidad y viabilidad de poner en marcha un turno de mañana y ofertar el comedor.

Usuarias del programa de conciliación para personas mayores Vellos Tempos, en O Grove. Vellos Tempos

Creen los esquerdistas que ese estudio debe efectuarse tanto entre los usuarios actuales del “Vellos Tempos”, solo con turno de tarde, como entre el conjunto de los ciudadanos.

Incluso plante EU la posibilidad de ampliarlo para determinar también la demanda real de un servicio de comedor en el futuro centro sociosanitario de la localidad.

Para justificar y defender esta petición, el grupo de Otero y Cristina Domínguez argumenta que “avanzamos hacia una sociedad cada vez más envejecida, por lo que irá en aumento el número de usuarios que requerirán un servicio como el de centro de día o formar parte de programas como el ‘Vellos Tempos”.

Dos asistentes al programa muestran los trabajos realizados. FDV

Es por ello que Esquerda Unida considera “primordial” que las personas encargadas de cuidar a los mayores “puedan conciliar trabajo y familia”, a imagen y semejanza de lo que sucede con el cuidado de los niños, de ahí que en cada curso académico aumente la demanda de comedor escolar, por tratarse de “un servicio que supone un alivio para las familias y les facilita la conciliación laboral y familiar”.

Lo que sucede en el caso de las familias que cuidan de personas mayores dependientes es que “nuestro Concello carece de un centro de día, y su lugar se compensa, de algún modo, con el Vellos Tempos”.

Difícil conciliación

“Pero solo se desarrolla en horario de tarde, y esto hace que muchas familias tengan complicado compatibilizar un trabajo con el cuidado de sus mayores”, espetan en EU.

Una usuaria realizando trabajos manuales. FDV

En consecuencia, “entendemos que se debería estudiar y poner en funcionamiento un turno de mañana y, como se hace con los niños, valorar la posibilidad de poner en marcha un comedor para este programa”.

Y dado que el alcalde, José Cacabelos, anunció en su día que pondrá en marcha un centro sociosanitario en el antiguo “colegio de las monjas” –si es que se hace efectiva su compra–, EU sugiere dotarlo también de comedor, “con el propósito de promover una mayor conciliación familiar y dar mayor libertad a los vecinos cuidadores”.

En defensa de las mujeres

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo, la concejala Ana Cristina Domínguez presenta una moción en la que pide que se respalden desde el Concello todas las acciones reivindicativas correspondientes a dicha jornada.

Al igual que demanda Cristina Domínguez “izar la bandera feminista en el consistorio, evaluar los recursos destinados a la corresponsabilidad para adaptarlos a las necesidades de las familias y mejorar su cobertura, y articular políticas globales y transversales que cambien la realidad material de las mulleres en defensa de una verdadera igualdad”.

La concejala de Esquerda Unida también propone desarrollar el Plan de Igualdade actualmente en vigor y “realizar un informe de impacto de género sobre las medidas adoptadas para introducir los factores correctores necesarios que eviten profundizar en la desigualdad de género”.


La clave del "Vellos Tempos"

Hombres y mujeres que, a pesar de su avanzada edad, tienen ganas de vivir a tope, disfrutar de la compañía y entretenerse. Un programa de conciliación familiar que funciona a modo de ludoteca para las personas mayores, y que no solo está totalmente consolidado, sino que sigue cobrando fuerza cada día que pasa .Y unas instalaciones totalmente remozadas que antiguamente eran escuela infantil y ahora son escuela de vida para mecos de entre 75 y 95 años. Estos son los ingredientes que explican la grandeza de "Vellos Tempos", cuyo éxito se refleja en la mirada de sus usuarios.

Es el programa de conciliación familiar dependiente de la concejalía de Servicios Sociales, que dirige Quito Parada. Y no deja de sorprender y despertar admiración.

Uno de los dos hombres que acuden a la ludoteca. Vellos Tempos

Su frenética actividad hace que sus usuarios, todos ellos de edad avanzada pero llenos de vida , no dejen de sonreír, charlar y divertirse mientras ejercitan la memoria y se mantienen activos.

Lo que más llama la atención es que los más mayores son los más activos y tienen un enorme potencial, lo cual se agradece porque nos da mucho juego para trabajar

Carolina Fita - Monitora del programa "Vellos Tempos"

decoration

Una agenda apretada

Decorar las instalaciones con un número incalculable de corazones de cartulina con motivo del día de San Valentín o elaborar disfraces para el próximo carnaval, además de organizar fiestas para dar la bienvenida o despedir al invierno, la primavera, el verano y el otoño, son solo algunas de las actividades en agenda.

Dos de las participantes en el programa. Vellos Tempos

Una agenda que cada vez se amplía más, ya que las nuevas instalaciones del Vellos Tempos y el intenso trabajo que realizan las tres monitoras que conducen el programa y miman a los usuarios dan mucho juego.

Amplias y funcionales instalaciones

Se trata de un inmueble estrenado no hace mucho tras rehabilitarse por completo la vieja escuela unitaria de Monte da Vila, abriendo así una nueva y prometedora etapa y dejando atrás el brillante proceso inicial del Vellos Tempos, desarrollado hasta la pandemia en los pequeños locales de As Baladas y Virxe das Mareas.

Los usuarios leen FARO DE VIGO todos los días, y después utilizan los viejos ejemplares para realizar sus trabajos manuales. Vellos Tempos

Ahora la treintena de usuarios que acuden a diario a esta ludoteca –hay más en lista de espera– no tienen que compartir un baño y un pequeño espacio de entretenimiento, sino que disponen de seis aseos y diferentes aulas con amplios salones, cocina “y un jardín enorme en el que tenemos un montón de proyectos por desarrollar y dar a los usuarios la oportunidad de disfrutar al máximo de la primavera y el verano”.

La luz del sol entra con fuerza en las nuevas instalaciones.

La luz del sol entra con fuerza en las nuevas instalaciones. Vellos Tempos

Eso dice Carolina Fita, una de las monitoras de este modélico programa cuyos usuarios están a tope desde hace semanas, ya que además de preparar las fiestas de Entroido –incluida una con almuerzo en el Obradoiro de Hostalería da Lanzada– también se emplean a fondo para conmemorar el 8-M y el Día de Rosalía de Castro , entre otras citas.

“Cada día tenemos sesión de lectura de FARO DE VIGO”

Carolina Fita, nacida en Argentina hace 46 años y asentada en O Grove desde hace más de una década, ejerce desde sus orígenes como monitora del programa de conciliación familiar "Vellos Tempos".

Se confiesa tan “encantada y feliz” como los propios usuarios cuando se les pregunta por el funcionamiento de la actividad y por el resultado que están dando las nuevas instalaciones.

“Lo cierto es que no paramos en ningún momento, ya que cada día hacemos todo tipo de manualidades, aprovechamos cada momento al máximo e incluso organizamos sesiones diarias de lectura de FARO DE VIGO”.

Eso sin olvidar los trabajos que los usuarios –todas mujeres, excepto dos hombres– realizan en colaboración con el colegio Valle Inclán, lo cual los llevarán a contar a los niños la experiencia vital de cada uno.

Dos usuarias muestran sus trabajos ante una ventana repleta de corazones, elaborados por San Valentín. Vellos Tempos

Para estabilizar activos, fisica y mentalmente

Son, todos ellos, “trabajos centrados en mantener las funciones físicas y cognitivas aprovechando un lugar agradable en el que tanto ellos como nosotras nos divertimos, comentamos las noticias que leemos en FARO DE VIGO, dibujamos, decoramos y hacemos gimnasia , entre otras muchas actividades ”, reflexiona Carolina Fita.

Algunas de las usuarias en la remozada escuela infantil de Monte da Vila. Vellos Tempos

“Lo que más llama la atención es que los más mayores son los más activos y tienen un enorme potencial, lo cual se agradece porque nos da mucho juego para trabajar”, ​​sentencia esta monitora.

Compartir el artículo

stats