Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viajeros que van a Carril no pueden sentarse

Los mayores se quejan de que la suya es la única marquesina de la parada de bus sin banco

Una mujer obligada a esperar de pie el bus para Carril porque en su marquesina no hay donde sentarse, ayer. M. Méndez

La parada central del autobús interurbano que presta servicio en Vilagarcía, situada en O Cavadelo, dispone de cuatro marquesinas para atender a las diferentes líneas. Pero solo tres de ellas tienen un banco en el que puedan sentarse los usuarios mientras esperan, a pesar de que buena parte de los mismos son personas mayores.

Esta circunstancia desata las quejas de los vecinos que se dirigen a Carril, ya que la suya es la marquesina “discriminada”.

Una mujer que va a Carril espera en el banco de la marquesina del bus que va a Vilaxoán porque la suya, en primer término, no la tiene. M.M.

Es por ello que personas de edad avanzada, a veces cargadas de bolsas, y otras con diferentes grados de discapacidad física, se ven obligadas a esperar de pie o a ir a sentarse en los bancos de las otras marquesinas, con las dificultades y riesgo que entraña, por tener que subir y bajar apresuradamente de los andenes.

La marquesina del bus a Carril, a la izquierda, y dos más que sí tienen banco. M.M.

Ayer lo denunciaron varios viajeros y FARO pudo comprobar in situ que, efectivamente, en la estación había personas de avanzada edad que esperaban el bus a Carril y, cansadas y con dificultades de movilidad, reivindicaban la colocación de ese banco.

Compartir el artículo

stats