Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Tienen futuro en Arousa las jaulas de salmón?

El fracaso del proyecto experimental de Muros no impide que se planteen otros

Traslado a tierra de las jaulas de salmón que permanecían en Muros-Noia desde hace una década. | // FDV

La semana pasada se desveló en FARO DE VIGO que las jaulas de salmón instaladas en Galicia de forma experimental hace más de una década, y que tras llegar a Arousa habían sido recolocadas en Muros-Noia, fueron retiradas.

De este modo quedaba patente que dichos criaderos, que a su llegada a Arousa fueron vistos como una terrible amenaza para la riqueza marisquera y pesquera de la ría –por aquello del manejo de piensos y antibióticos–, no habían dado el resultado esperado.

No funcionó porque nos obligaron a llevar las jaulas para Muros, donde la calidad del agua es inferior a la de Arousa

decoration

Ahora puede añadirse que en la empresa North West Food, que fue la impulsora de aquel proyecto experimental, sostienen que “no funcionó porque nos obligaron a llevar las jaulas para Muros, donde la calidad del agua es inferior a la de Arousa”.

Las jaulas trasladadas al puerto de Muros. FDV

Lo que quieren decir personas como Vicente Santiago, que era el administrador de aquella empresa, es que “si se hubieran mantenido en el polígono bateeiro Ribeira C, donde se instalaron originalmente, el cultivo de salmón sí habría sido posible, por lo que no se puede descartar esta actividad para el futuro”.

Muros era una zona mala, con menos corrientes que en el Ribeira C de Arousa y con un emisario submarino cercano , de ahí que no fuera la zona adecuada para esta experiencia

decoration

Y como prueba de ello cita que antes del obligado traslado a Muros “fueron cultivados 60.000 salmones que alcanzaron una gran calidad y se vendieron bien en diferentes mercados”.

Pero “Muros era una zona mala, con menos corrientes que en el Ribeira C de Arousa y con un emisario submarino cercano , de ahí que no fuera la zona adecuada para esta experiencia”, explica el que fue uno de los máximos responsables de North West Food, desvinculado del proyecto desde hace una década.

Puede recordarse que la concesión para explotar esas jaulas instaladas en aguas de Muros quedó extinguida a finales de 2020. Y no se eliminaron antes fue debido a las dificultades de la empresa, ya que se encuentra en concurso de acreedores, de ahí que la administración concursal trasladara a la Xunta la imposibilidad de asumir la operación.

De la retirada de las jaulas se ocupó la Consellería do Mar por mediación de la empresa Hércules Servicios Marítimos, con sede en Rianxo.

Compartir el artículo

stats