Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a las jaulas de salmón gallegas

Retiran los viveros llegados a Arousa en 2008 y trasladados a Muros en marzo de 2011

Un hombre elimina restos adheridos a los flotadores mientras el barco arrastra las jaulas, en aguas de Muros. FdV

Las jaulas de salmón instaladas en Galicia de forma experimental hace más de una década ya son historia. El cultivo de esta especie parece haber fracasado por completo, y la prueba de ello es que los viveros empleados para su cría han sido trasladados a tierra para su destrucción.

Se ha encargado de ello la Consellería do Mar a través de la empresa de servicios marítimos Hércules, con sede en Rianxo y que se ocupó de la compleja operación con intervención del barco remolcador del mismo nombre, especializado en el manejo de este tipo de artefactos, bateas y barcos a lo largo y ancho de toda la comunidad autónoma.

Esas jaula de salmón, que en su momento fueron vistas como una terrible amenaza para la riqueza marisquera y pesquera de las rías gallegas, fueron autorizadas por el bipartito del PSOE y el BNG en 2008, situándose en el polígono bateeiro Ribeira C, en la ría de Arousa.

Aquello, por mucho que fuera un proyecto experimental avalado por todo tipo de informes que descartaban cualquier afectación sobre el entorno natural, desató un fuerte temporal político y social que incluso dio lugar a movilizaciones ciudadanas y unió al sector mejillonero y a las cofradías para enfrentarse a la Xunta y exigirle la inmediata retirada de las jaulas.

Se experimentó con el cultivo de salmón de acuerdo con unas licencias y durante un periodo de tiempo determinado, y como no fue adelante y vencieron los plazos para experimentar con este modelo, simplemente se retiraron las jaulas

Consellería do Mar

decoration

Pero tenían todos los permisos y la ley amparaba aquel proyecto experimental, por lo que siguió adelante.

Lo que hizo Mar entonces, ya en manos del PP, fue proteger a la ría más productiva la de Arousa, propiciando el traslado de las jaulas a la ría de Muros-Noia, donde permanecieron desde 2011 hasta que hace solo unos días fueron retiradas de su punto de fondeo y remolcadas hasta el puerto.

El traslado de las jaulas, remolcadas por el "Hércules".

El traslado de las jaulas, remolcadas por el "Hércules". FDV

Estaban abandonadas y completamente vacías, sin ningún salmón ni nada parecido en su interior.

Permiso extinguido a finales de 2020

La concesión temporal de carácter experimental otorgada en su momento a la empresa North West Food para explotar esas jaulas instaladas en aguas de Muros había quedado extinguida a finales de 2020.

La jaula de salmón que se encontraba en Ribeira, en el momento de ser remolcada rumbo a Muros-Noia. // FDV

Y si estos viveros no se eliminaron antes fue debido a las dificultades que atraviesa la empresa, ya que se encuentra en concurso de acreedores, y la administración concursal trasladó a la Xunta la imposibilidad de asumir la operación.

De ahí que lo hiciera la propia Consellería do Mar, con ayuda de la empresa Hércules y previa notificación de la operación a la empresa concesionaria.

Plazos cumplidos

Lo hizo en cumplimiento de todos los plazos que exige un procedimiento administrativo de estas características, y teniendo también muy en cuenta que el traslado de las jaulas a tierra solo podría efectuarse en caso de darse unas condiciones meteorológicas y oceanográficas apropiadas, para evitar que acabaran destrozadas en medio de la ría o que incluso provocaran algún tipo de accidente durante su manipulación.

En definitiva, que una vez hecha realidad la retirada de las jaulas de salmón se cierra una etapa ciertamente polémica.

Galicia no es una región apropiada para el cultivo de salmón atlántico, y de hecho está en los límites de distribución de esta especie, por eso el proyecto experimental no ha funcionado

decoration

Y parece hacerlo demostrando que el cultivo de salmón no funciona en aguas gallegas. O al menos, no lo hizo como estaba previsto.

Realmente sí se obtuvieron ejemplares de calidad, que incluso llegaron a comercializarse a través del supermercado de una conocida multinacional.

Las jaulas de salmón que estuvieron en la ría de Arousa. Iñaki Abella

Pero parece que el coste de producción de los salmónidos gallegos resultaba muy superior al manejado en Noruega, Escocia u otros lugares de aguas más frías.

También parece haberse demostrado que el empleo de piensos y medicamentos no causó perjuicios o alteraciones significativos a la flora y la fauna del entorno, como tampoco a la pesca o el marisqueo, que era el mayor temor de los detractores de estas jaulas.

Aunque no es menos cierto que esos cuidados especiales no resultaron suficientes para evitar problemas a los propios salmones, ya fuera porque eran más sensibles a las enfermedades de lo que se creía o a causa de unas condiciones ambientales desfavorables.

“Lo que sucedió fue que se experimentó con el cultivo de salmón de acuerdo con unas licencias y durante un periodo de tiempo determinado, y como no fue adelante y vencieron los plazos para experimentar con este modelo, simplemente se retiraron las jaulas y se zanja este asunto”, explican fuentes próximas a la Consellería do Mar.

El traslado de las jaulas en aguas muradanas. FDV

Hay quien cree que “Galicia no es una región apropiada para el cultivo de salmón atlántico, y de hecho está en los límites de distribución de esta especie, por eso el proyecto experimental no ha funcionado, pues aunque sí se consiguió producir salmón, los gastos eran excesivos y hacían que la actividad no fuera rentable”.

De ahí que el salmón cultivado en Muros incluso llegara a venderse más caro que el llegado de Noruega. Y claro, el consumidor se decantaba por el extranjero.

Puede recordarse que cuando se instalaron las jaulas en Arousa se especuló con la introducción en ellas de 60.000 salmones.

Tres años después, en 2011, se trasladaron a Muros con intención de criar 45.000 peces de unos 300 gramos de peso procedentes de Escocia. El objetivo era llegar a verano de 2012 con una producción de salmones de entre 4 y 5 kilos de peso.

Compartir el artículo

stats