Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un monte estratégico, un pabellón ruinoso y un lujoso chiringuito

Momento de la asamblea en el que se mostraron los planos. | // FDV

La comunidad de montes vecinales en mano común de San Vicente de O Grove tomó el acuerdo asambleario de acudir nuevamente al juzgado para reclamar la titularidad de una parcela presuntamente ocupada por particulares o, más concretamente, por una empresa privada.

Éste, en el que veraneaba Adolfo Suárez, siendo presidente del Gobierno de España. No es un terreno cualquiera, sino que ocupa una ubicación estratégica.

Se caracteriza por disponer de unas vistas privilegiadas sobre A Lanzada y el Atlántico.

Aunque no son las únicas destacadas, puesto que desde ese monte también se divisan islas como Ons y Cíes, al igual que playas como Raeiros y Area da Cruz, el puerto de Pedras Negras y la costa de Sanxenxo.

En ese espacio del monte Castro-Laxes en el que se ubica la finca de La Atlántida, que actualmente funciona como establecimiento hostelero, se encuentran los alrededor de 11.000 metros cuadrados que los comuneros quieren reclamar judicialmente como suyos.

Las vistas sobre la playa de A Lanzada desde la parcela de O Castro.

Se localizan muy cerca de otros terrenos que ya fueron objeto de litigio en el pasado y cuya propiedad parece haber sido aclarada.

De hecho, en la última asamblea comunal se dio el visto bueno a varios deslindes efectuados en ese mismo monte que, como ya se explicó en primavera en FARO, es objeto de una confrontación judicial casi permanente, y que los comuneros están dispuestos a defender a toda costa.

Ahora, como se indicaba anteriormente, los comuneros que preside Manuel Castro aprobaron en asamblea diferentes deslindes, sobre todo referidos a la cara sur de la propiedad, en beneficio de la firma Pontealquiler S.L.

Manuel Castro ya mostraba hace años el terreno y las vistas . FdV

Pero el desacuerdo llega con el linde oeste de la finca La Atlántida, de ahí la decisión unánime de acudir al juzgado, tal y como confirma el propio Manuel Castro.

Acuerdo para seguir rellenando las viejas canteras

Aunque la de acudir de nuevo a la vía judicial no fue, ni mucho menos, la única decisión relevante de cuantas se tomaron en la última asamblea de los comuneros referidas al entorno de la finca La Atlántida.

También se acordó ampliar el plazo concedido a una empresa constructora para que rellene los huecos existentes en el monte correspondientes a las explotaciones graniteras a cielo abierto que proliferaron en la península de O Grove hasta los años ochenta.

Un momento de la asamblea de los comuneros. FDV

Es algo que ya se estaba haciendo, pero dado que venció el contrato establecido en su momento, los comuneros decidieron prorrogarlo hasta que se complete el relleno de esos peligrosos huecos.

Ni que decir tiene que este tipo de convenios resultan altamente positivos para la comunidad que preside Manuel Castro, ya que de este modo obtiene importantes rendimientos económicos por los montes de que dispone, dejando claro de este modo que la actividad de este tipo de colectivos no se limita a gestionar la venta de madera.

4.000 euros al año (más IVA) por una antena

Otro buen ejemplo de ello es el acuerdo alcanzado en la misma asamblea para autorizar el uso de una parcela en el lugar de Aros da Gudela por parte de una empresa de telecomunicaciones.

Esto supone que se ocupará un terreno de cien metros cuadrados para colocar una antena y que la compañía beneficiaria pagará a la comunidad de montes unos 4.000 euros anuales, más IVA.

La asamblea de los comuneros se celebró en la Casa da Cultura Ángel Vázquez Hereder. FDV

Se hará por un periodo inicial de quince años, lo que supone unos ingresos para la comunidad de San Vicente de más de 60.000 euros.

Acuerdo histórico para revalorizar el ruinoso pabellón de As Bizocas

Al margen de estos asuntos, hay que destacar que la comunidad de montes ha tomado el acuerdo histórico de ceder al Concello el esqueleto de hormigón del fallido polideportivo de As Bizocas, una ambiciosa obra promovida por los propios comuneros a finales de los años ochenta que nunca se hizo realidad.

Ese amasijo de hierros y hormigón se pudre al lado del instituto desde entonces. Ahora la solución puede llegar con esta cesión, tanto de esa ruinosa estructura como de la parcela que ocupa.

Los comuneros la aprobaron en asamblea a petición del Concello, que se compromete a dotarla de un techo adecuado para habilitar una zona de ocio y deporte, con un parque infantil, juegos biosaludables y elementos similares.

El esqueleto de hormigón se había levantado al lado del recinto del IES As Bizocas. M.M.

El único problema surge cuando se reclama una cesión indefinida, ya que los comuneros sostienen que la ley solo les permite entregar esa propiedad por treinta años.

Sea como fuere, la revalorización de ese mamotreto que no sirve absolutamente para nada parece ahora encauzada.

Cesión por 20 años y 100.000 euros para un negocio hostelero

En el Monte Castro hay un terreno muy “apetecible” situado al sur de la popular finca La Atlántida y a escasos metros del antiguo sanatorio de A Lanzada, hoy en día centro vacacional y posada.

Es un terreno ubicado al lado de la carretera que avanza paralela a la costa desde el istmo de A Lanzada hacia Pedras Negras.

Una parte de esa parcela, también próxima a la playa de Raeiros, será cedida por periodo de veinte años a una empresa relacionada con la hostelería y la restauración.

Esa firma abonará más de 100.000 euros por la ocupación temporal de ese lugar para convertirlo en punto de referencia turística, sobre todo en verano, mediante una variada oferta gastronómica y musical.

Será una especie de chiringuito, de esos que tan buenos resultados están dando en O Grove desde hace años, incluso en plena pandemia.

Compartir el artículo

stats