Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha interminable por un codiciado terreno con vistas envidiables

El terreno motivo de litigio, con vistas a San Vicente do Mar y el Atlántico.

El terreno motivo de litigio, con vistas a San Vicente do Mar y el Atlántico. FdV

Monte O Castro es terreno comunal, como así sentenció el Juzgado de Cambados y ratificó la Audiencia de Pontevedra. No una vez, sino en varias ocasiones, pues hay diferentes resoluciones que, a la postre, llevan a esa misma conclusión.

Lo que hizo la Justicia hasta ahora fue dar la razón a la comunidad de montes de San Vicente de O Grove en su defensa de este terreno de ubicación estratégica –con vistas al Atlántico– pretendido por particulares, entre ellos una empresa constructora.

Esta es una lucha judicial más de las que tuvo que afrontar en los últimos años la entidad presidida por Manuel Castro Martínez. La misma que, tanto con él al frente como capitaneada antes por Jesús Otero Pombo o Manuel Ochoa, tuvo que pleitear también para conservar propiedades comunales en Moreiras y A Lanzada, entre otros lugares.

Manuel Castro ya mostraba hace dos años el terreno y las vistas . | // FDV

Precisamente la bahía de A Lanzada se divisa en todo su esplendor desde el monte de O Castro, al igual que las islas Ons y Cíes, la costa de Raeiros y San Vicente do Mar. Esto puede dar una idea del gran valor inmobiliario que podría alcanzar el terreno en caso de no ser comunal.

Hay que explicar que se han tramitado diferentes procedimientos, pues los particulares y/o empresarios que demandaron a la comunidad no solo reclamaban la parcela como privada, sino que denunciaron a los comuneros por desbrozar o talar la zona, mover mojones y, en definitiva, por una supuesta apropiación que, en realidad, no era tal.

Vacas cachenas en Con da Hedra, donde estos días se plantan especies autóctonas. FdV

Lo que sucede es que los fallos judiciales dejan claro que este terreno es de los comuneros y limpian el nombre de Manuel Castro, su equipo y sus predecesores.

Donde veraneaba Adolfo Suárez

Para entender todo este embrollo hay que aludir a dos procesos judiciales concretos, como son el fallado en 2019 y el que culmina ahora. Respecto del primero, procede recordar que en 2017 los comuneros habían talado árboles y desbrozado la parcela, anexa a la popular finca La Atlántida, otrora lugar de veraneo del expresidente Adolfo Suárez y desde hace años reconvertida en establecimiento para banquetes.

“Los comuneros seguimos manteniendo no solo la titularidad del Monte do Castro, sino que también conservamos intacto nuestro honor, ya que siempre actuamos en defensa del terreno comunal”

Manuel Castro Martínez - Presidente de la comunidad de montes vecinales de San Vicente de O Grove

decoration

Esto hizo que los particulares interesados en la titularidad de ese terreno denunciaran a la comunidad de montes ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cambados, que hace justamente dos años emitió un fallo en el que desestimaba la demanda formulada y absolvía a los comuneros.

Manuel Castro (derecha) y otros miembros de la comunidad de montes, ayer. FdV

Manuel Castro mostraba entonces su satisfacción, indicando que aquella sentencia “nos ayuda a seguir preservando los montes comunales”.

Lo que hicieron los demandantes en ese procedimiento judicial fue denunciar a los comuneros después de que estos actuaran sobre la parcela en cuestión, exigiendo que devolvieran la finca a su estado original y evitaran volver a actuar sobre ella en el futuro.

“No tienen ningún tipo de posesión extramuros”

Frente a lo cual la comunidad de montes replicó que la empresa demandante y la finca La Atlántida “no tienen ningún tipo de posesión extramuros” y que “desde tiempos inmemoriales, la comunidad de montes ejerció la posesión de ese terreno”.

Manuel Castro en la finca motivo de polémica, al lado de la parcela de La Atlántida. FdV

Los comuneros llegaron a aportar la autorización correspondiente de la Xunta para el aprovechamiento forestal del citado terreno.

Aquella tala se hizo por tratarse de terreno comunal, como así ratificó el juzgado. Pero junto a ese litigio se generó otro, a causa de la intervención de una pala excavadora que, de acuerdo con una decisión de la asamblea de la comunidad, arrancó en abril de 2018 quince postes y una valla metálica que habían sido colocados por los denunciantes.

Un momento de la repoblación realizada ayer en montes comunales.

Un momento de la repoblación realizada ayer en montes comunales. FdV

Denunciados por delito de daños

La entidad y Manuel Castro fueron demandados entonces, en base a un delito de daños, y la Justicia les ordenó, en verano de 2019, reponer el estado del terreno al momento anterior a la retirada de los polémicos postes.

Los comuneros lo hicieron, pero los demandantes no lo consideraron suficiente y volvieron a recurrir, pidiendo incluso que se celebrara un nuevo juicio, con un juez distinto, para actuar contra Castro por la vía penal.

La limpieza y repoblación de montes comunales no cesa en la parroquia | FDV

El juzgado de Cambados rechazó la petición el pasado mes de enero, absolviendo al presidente de los comuneros del “delito leve de alteración de lindes”.

Los demandantes tampoco estuvieron de acuerdo y presentaron un recurso de apelación ante la Audiencia de Pontevedra, a su vez desestimado el pasado día 10.

Limpieza permanente gracias a "desbrozadoras" naturales

La limpieza de los montes comunales de San Vicente es constante gracias a labor que ejercen las vacas cachenas que crían los comuneros.

A la acción de estas “desbrozadoras” naturales hay que sumar la llevada a cabo por la propia comunidad de montes mediante el empleo de medios mecánicos.

Así quedó patente en los últimos días, tanto en el monte de O Castro como en el de Con da Hedra y otros pertenecientes a la entidad que preside Manuel Castro.

En definitiva, que entre tanta demanda y tanto recurso, “los comuneros seguimos manteniendo no solo la titularidad del Monte do Castro, sino que también conservamos intacto nuestro honor, ya que siempre actuamos en defensa del terreno comunal”, concluye Manuel Castro.

La limpieza y repoblación de montes comunales no cesa en la parroquia

Repoblación con especies autóctonas

La comunidad de montes vecinales en mano común de San Vicente de O Grove se dedica estos días a repoblar sus terrenos plantando una buena cantidad de árboles autóctonos, sobre todo castaños.

Esta es solo una parte del trabajo que realizan los comuneros –sobre todo su junta directiva– para preservar sus terrenos y garantizar su disfrute a generaciones venideras. La otra parte de su labor es la lucha judicial para evitar usurpaciones.


Compartir el artículo

stats