Hace décadas los comuneros de San Vicente de O Grove tuvieron la pésima idea de construir un pabellón polideportivo en As Bizocas.

Y hay que decir que fue una pésima idea porque lo único que consiguieron fue levantar un gran esqueleto de hormigón que ahí se quedó; un mamotreto que no servía absolutamente de nada si no se conseguía levantar las paredes, ponerle techo y colocar la cancha, entre otras cuestiones.

Pero los comuneros no podían terminar aquello que habían empezado, y los diferentes gobiernos que pasaron por el Concello –de todos lis colores políticos– siempre mostraron su intención de colaborar para terminar aquella obra, pero nunca lo hicieron.

El esqueleto del pabellón, hace diez años. FdV

Se habló de primero completar el pabellón y después, de habilitar la superficie como canchas al aire libre. Se trataba, en definitiva, de buscar una solución con la que corregir aquella metedura de pata. Pero ni una cosa ni la otra.

Ahora, cuando los niños que iban a utilizarlo entonces ya son padres y van camino de ser abuelos, la solución se la está dando la naturaleza, ya que los árboles han crecido tanto que prácticamente impiden ver desde el exterior aquel inservible esqueleto.

El esqueleto de hormigón se había levantado al lado del recinto del IES As Bizocas. FdV

Te puede interesar:

Parece que lo mejor sería derribarlo y despejar la zona, situada justo al lado del Instituto As Bizocas y muy cerca de las playas, en una zona turística muy importante.

Pero tirar eso tiene un coste, de ahí que unos y otros miren hacia otro lado y todo parezca indicar que ahí se quedará ese armazón de cemento “por los siglos de los siglos”.