Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Os Lombos do Ulla ya no convencen a nadie

Participantes en la decepcionante campaña de libre marisqueo en Os Lombos do Ulla. | // NOÉ PARGA

La campaña de libre marisqueo en Arousa empezó mal, como ya se explicó el martes Y sigue en situación precaria, cada día peor. Tanto que en bancos otrora tan importantes como Os Lombos do Ulla se ha producido una auténtica “espantada”.

Los mariscadores de a flote, cansados de largar el “raño” y subirlo vacío a bordo, una y otra vez, buscan casi con desesperación alguna zona en la que encontrar bivalvos con los que completar el cupo establecido e irse a casa con unos ingresos mínimamente dignos. Pero no les está resultando nada sencillo.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

Mucho menos en Os Lombos do Ulla, ya que la desembocadura del río, como se explicó en tantas ocasiones, atraviesa una preocupante situación.

El desabastecimiento de bivalvos llega a tales extremos que cada día que pasa acuden menos barcos a la zona.

"Espantada" general

El lunes, cuando comenzaba la campaña de libre marisqueo, se despacharon 70 embarcaciones para faenar en ese conocido banco, situado entre Cortegada (Carril) y la costa de Leiro (Rianxo) que en el pasado fue algo así como una mina de oro para el marisqueo, sobre todo en lo que a berberecho se refiere.

Pero de aquellos tiempos de gloria ya no queda más que el recuerdo, de ahí que los tripulantes de las setenta naves despachadas el lunes se llevaran una tremenda decepción, lo cual hizo que el martes ya solo acudieran 47 y que ayer únicamente se despacharan 39, según los datos aportados por las propias cofradía a la Consellería do Mar.

1

Mal comienzo y pésimas perspectivas en el incio de la campaña de libre marisqueo Faro de Vigo

Nada que ver, desde luego, con los 500 o 600 barcos que acudían a Os Lombos en una sola mañana cuando el libre marisqueo era realmente productivo en Arousa.

En las demás zonas también hay problemas

Ahora no lo es. Ni en Os Lombos ni en ninguna otra parte, de ahí que en toda la ría, y para todas las zonas comunes, únicamente se despacharan 412 barcos el lunes, 433 el martes y 445 naves, ayer.

Lejos de las cerca de 800 que podían salir a faenar en tiempos de esplendor.

La situación crítica se hace extensiva a Cabío, con 43, 59 y 52 barcos despachados, respectivamente, y a O Bohído, que ya era una zona sobreexplotada y ahora lo es mucho más con 203 barcos el lunes ,230 el martes y 246, ayer. Cifras también muy flojas que confirman el desinterés de la flota.

De ahí que cada vez sean más los que prueban suerte en las “otras zonas comunes”, a las que acudieron 96, 97 y 108 naves, respectivamente.

Compartir el artículo

stats