Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otros trescientos peregrinos dando remos hasta Santiago

Las rutas en kayak ofrecen la posibilidad de disfrutar de paisajes espectaculares. FdV

La empresa Camino en Kayak, asentada en O Grove y convertida en una de las referencias del sector turístico gallego vinculado a los diferentes itinerarios de peregrinación hacia Santiago, completa una nueva temporada de éxitos en la ría de Arousa.

Y no solo por los miles de personas que han utilizado sus embarcaciones para surcar la ría y realizar todo tipo de rutas, tanto en O Grove como en A Illa y otros puntos de la comarca, sino también por haber organizado peregrinaciones marítimo-terrestres que este verano llevaron hasta la capital de Galicia a trescientas personas, integradas en trece expediciones.

Los últimos peregrinos llegados a la catedral tras hacer parte del Camino en kayak. FdV

La última de esas singladuras desde O Grove hacia la Catedral llevó a Santiago a 30 peregrinos que, como todos los anteriores, disfrutaron de lo lindo, tanto del recorrido como de la llegada al Obradoiro.

El mapa con el que se trazan las rutas.

Como se explicó en su momento, los responsables de la empresa han constatado este verano un fuerte aumento de la demanda de kayaks, tanto para asistir a esas actividades.

Y todo, según dicen, debido al deseo de los ciudadanos de volver a “sentirse libres” para olvidar los rigores de la pandemia. Pero también gracias a la creciente demanda de actividades vinculadas al turismo verde y a la celebración del Xacobeo.

Los trescientos peregrinos que este verano hicieron el “Camino de Santiago en Kayak” se suman a otros mil que lo hicieron en las campañas anteriores disfrutando de 77 kilómetros de navegación en kayak y 25 caminando que se completan en seis días y cinco noches.

Infinidad de posibilidades en O Grove

En la empresa Camino en Kayak organizaron este verano rutas como la que permitía a los asistentes disfrutar de un recorrido entre la capilla de A Lanzada y la playa de Area Grande, con escalas en El Náutico, situado en la playa de A Barrosa, y un arenal tan importante como el de Con Negro.

“Es una travesía que nos permite disfrutar de largos arenales como los de A Lanzada, Raeiros y Area da Cruz, y de las pequeñas y escondidas calas de la costa de San Vicente, la zona más salvaje de la península de O Grove”, explican los organizadores.

Esta ruta, que se repitió periódicamente, es solo un ejemplo, ya que se cubrieron otros muchos itinerarios.


Punta Moreiras

Uno de ellos, especialmente recomendado para los que quieran iniciarse en el mundo del kayak, permitió descubrir las calas y playas del entorno de Porto Meloxo y Punta Moreiras, donde visitar el Museo de la Pesca y la Salazón o la Aldea Marinera. Además de acercar a los participantes a las bateas de cultivo de mejillón.


A Toxa

Hay otra ruta ideada para descubrir A Toxa, “perfecta para toda la familia y con varias paradas para descansar y conocer sus playas y su isla hermana, A Toxa Pequena”.

Sin olvidar la que conduce a Sanxenxo o la que zarpa en la playa fluvial de Ribadumia para descender el río Umia y finalizar en Cambados; “un precioso recorrido fluvial y marítimo para toda la familia”, apostillan.

De este modo el “Camino del Mar” se convierte en “una experiencia única y un verdadero placer para los sentidos, sin atascos y sin prisas, navegando entre las numerosas bateas, islas e islotes que se encuentran en la ría de Arousa”, explican los promotores.

Asimismo, permite descubrir “playas de arena blanca y aguas turquesas que nos atraen hacia ellas como auténticos cantos de sirena y nos hacen creer que estamos en el mismísimo Caribe”, reseñan.

El kayak permite descubrir rincones casi inaccesibles desde tierra. FdV

Gastronomía

Esa ruta compostelana incluso brinda a los asistentes la posibilidad de disfrutar de “suculentos manjares” de la ría y el valle de O Salnés, antes de “continuar río arriba para que nos sintamos como auténticos vikingos” descubriendo las tierras del Baixo Ulla.

Navegando al lado de uno de los drakkar vikingos amarrados en Catoira. FdV

Meigas, sirenas y pecios

“Por supuesto, también pisamos tierra firme y nos mezclamos entre las gentes de este territorio para entender un poco más la cultura milenaria de los vikingos”, apostillan antes de decir que, “aunque suena a poético y mágico, lo cierto es que ofrecemos al visitante otra forma de descubrir una tierra de meigas, cultos ancestrales, milagros inauditos, encantamientos, sirenas y pecios”.

Navegando en kayak por la ría. FdV

Al margen de esta travesía, que se completa a pie hasta llegar a la Catedral de Santiago, los turistas, y muchos arousanos que quieren descubrir nuevas sensaciones, en la citada empresa confirman el creciente interés que despiertan las rutas en kayak organizadas en otros puntos de las Rías Baixas, y particularmente, en los ríos Miño, Sil y Umia.

Areoso, Pedregoso y Carreirón, entre los destinos en las salidas desde A Illa

Aunque la base de operaciones está en O Grove, y es en este municipio donde despliega el grueso de sus actividades, Camino en Kayak también organiza rutas con salida desde localidades como A Illa de Arousa.

Se hace para visitar el islote de Areoso, “una de las experiencias que tienes que hacer una vez en la vida”, explican en la empresa a sus potenciales clientes.

Brindan así la posibilidad de navegar por “aguas turquesas, disfrutar de una playa de arena blanca y practicar esnórquel, además de conocer el islote de Pedregoso”.

Al igual que hay una ruta circular para, durante un día completo, conocer tanto esos islotes y el de Rúa como “la espectacular costa de A Illa y el Parque Natural de Carreirón y la zona de Area da Secada; con tiempo para visitar alguno de sus mejores chiringuitos, donde reponer fuerzas y saborear la gastronomía local”.

Compartir el artículo

stats