Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A la comarca también se le ve el “plumero”

El plumero de la Pampa en el vial de acceso al puerto de Vilagarcía. Noé Parga

El conocido como “plumero" o "plumacho" de la Pampa (Cortaderia selloana), es una planta ornamental originaria de Sudamérica que se caracteriza por unos vistosos penachos y delicados tallos y que, para preocupación de todos, es una de las cien especies invasoras más dañinas del planeta.

Como se explicó en otras ocasiones, se propaga sin control por toda España, destruyendo plantas autóctonas y afectando, muy especialmente, a las zonas húmedas.

Ahora, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reactiva la lucha contra esta especie y pide más esfuerzos para combatirla tras constatar su avance imparable, también apreciable en la comarca de O Salnés.

Imágenes mostradas por el Ministerio en su plan de erradicación de la planta invasora.

Imágenes mostradas por el Ministerio en su plan de erradicación de la planta invasora. FdV

Tanto es así que en un reciente congreso de la UICN celebrado en Marsella (Francia) se aprobó una declaración en la que se insta a redoblar los esfuerzos contra esta planta invasora, incidiendo en que “hoy en día incluso puede comprarse su semilla en todo el mundo de forma sencilla, barata y sin trabas legales a través de diferentes plataformas de internet”.

¿Qué es la UICN? 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es una red medioambiental creada en 1948 que agrupa más de 80 Estados, 111 agencias gubernamentales, 784 ONGs nacionales, 34 agencias afiliadas, 89 ONGs internacionales y a unos mil científicos y expertos de 160 países.

Así lo explica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico cuando detalla que participa como miembro de esta que es “la mayor red mundial de estas características”, cuya misión es “influir, estimular y apoyar a las sociedades de todo el planeta para mantener la integridad de la naturaleza y asegurar el uso equitativo y ecológicamente sostenible de los recursos naturales”.

Así pues, la UICN “contribuye a encontrar soluciones pragmáticas para los urgentes desafíos del medio ambiente y el desarrollo que enfrenta el planeta, apoyando la investigación científica, gestionando proyectos de campo en todo el mundo y reuniendo a los gobiernos, las ONGs, las Naciones Unidas, las convenciones internacionales y las empresas para que trabajen juntas en el desarrollo de políticas, leyes y buenas prácticas”, resaltan en el Gobierno de España.

Vilagarcía, Cambados y Catoira

Esto alimenta la expansión de la peligrosa especie, que puede verse en abundancia en los márgenes de la vía del tren y carreteras tan importantes como la de acceso al puerto de Vilagarcía desde Caldas, así como en terrenos situados a lo largo de la PO-548, a su paso por Catoira, en trazados viarios de Cambados y en otros muchos puntos de la comarca.

Zonas protegidas en O Grove

Especialmente inquietante se antoja la presencia de esta invasora en lugares de interés ambiental y frágiles ecológicamente, como es el caso de la ribera del río Umia y O Grove, las dunas del istmo de A Lanzada y las existentes en las playas de Major y Baltar, en Sanxenxo, entre otros enclaves protegidos por la Red Natura 2000.

La especie invasora, al lado de las vías del tren, en Vilagarcía. Iñaki Abella

Así se destacaba esta misma semana a través del canal “Verde y Azul”, donde se explica que los últimos censos, que datan de 2018, dejan patente que la especie avanza imparable por la Península Ibérica, detectándose ese avance incluso en áreas hasta ahora consideradas inadecuadas para esta especie, como zonas de montaña, territorios al sur de la cordillera Cantábrica y el centro peninsular.

En el Ministerio para la Transición Ecológica resaltan que el plumero de la Pampa “ocupa todo tipo de ambientes”, tanto naturales, ya sean bordes de marismas, dunas, bordes de bosque o pastizales, como enclaves intervenidos por el hombre, entre los que se encuentran prados de siega mal atendidos, taludes, cunetas, tejados y fisuras de fachadas.

El característico plumacho. Noé Parga

En “Verde y Azul” recuerdan que su expansión comenzó en la bahía de Santander a mediados de los años 50, cuando se “escapó” de un jardín.

Desde entonces ha ido colonizando cada vez más ecosistemas en España, desplazando a las comunidades vegetales autóctonas e incluso perjudicando a la ganadería, ya que afecta a la calidad forrajera de los pastos.

Abundando en todo ello, en el Ministerio hacen constar que un factor determinante en el proceso de invasión del plumero de la Pampa ha sido su uso en diseños paisajísticos, especialmente su plantación en rotondas y medianas de autovías y autopistas, de ahí que buena parte de los esfuerzos para controlar esta especie deban aplicarse en cunetas, taludes y áreas adyacentes a las carreteras.

Prohibidos tanto su posesión como su transporte

Asimismo, advierte de que desde la inclusión de la Cortaderia spp en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras existe una prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos y de sus restos o propágulos.

Imagen de archivo correspondiente a una actividad de eliminación de la especie en O Grove. FdV

A pesar de ello, y como se indicaba anteriormente, el plumero de la Pampa se vende a través de internet, al igual que se utiliza con fines ornamentales en no pocos domicilios de la comarca, de ahí que se abogue por seguir tomando medidas para el control del comercio ilegal a través de las administraciones competentes y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.   

La estrategia del Estado central 

La estrategia del Gobierno de España para hacer frente al plumero de la Pampa pasa por “mantener una coordinación efectiva a nivel nacional entre las administraciones competentes” y “frenar o reducir la expansión de Cortaderia spp a nuevos territorios a partir de los ya invadidos”.

También persigue “proteger y restaurar los ecosistemas sensibles de elevado interés, con especial atención a los incluidos en ‘Hábitats de interés comunitario prioritarios’ y a los hábitats con presencia de especies de flora amenazada”.

Todo ello sin dejar de “difundir y fomentar los métodos de control que han resultado eficaces” hasta ahora en esta lucha y “establecer un programa de seguimiento de la Cortaderia spp”.  

Ficha técnica de la planta: https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/publicaciones/estretegia_cortaderia_tcm30-478427.pdf

Te puede interesar: Así es el plan del Gobierno para evitar la llegada de especies invasoras

Compartir el artículo

stats