Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 80% de la hostelería de Cambados elude abrir al permitirse solo el servicio en terraza

Un establecimiento de la Rúa Real, que ayer abrió reabrió tras el levantamiento del cierre perimetral de Cambados. | // IÑAKI ABELLA

Cambados disfrutó ayer de su primer día con libertad de movimientos, tras salir de restricciones máximas y bajar al nivel alto de riesgo de COVID. Y lo notaron sobre todo los comercios y las vendedoras de la plaza de abastos. Pero no tanto los hosteleros. De hecho, se estima que en torno a un 80 por ciento de los negocios de hostelería de Cambados permanecieron ayer cerrados, y probablemente no abran hasta que la localidad avance al nivel medio de limitaciones.

En la fase de restricciones altas, la hostelería solo puede trabajar en las terrazas, y del centenar de negocios hosteleros que hay en Cambados apenas 40 disponen de mesas en el exterior. Incluso en estos casos, son muchos los que solo tienen espacio para un par de mesas, por lo que tampoco les compensa demasiado subir la persiana sabiendo que deberán continuar sin servicio en el interior.

“Llevábamos 15 días sin nadie en la plaza, porque dependemos mucho de la hostelería y de la gente de los pueblos de los alrededores"

Eugenia Fernández - Vendedora de la plaza de abastos de Cambados

decoration

El panorama fue diferente en el caso del comercio y de la plaza de abastos. Estos sectores dependen en gran medida de los vecinos de los municipios colindantes, y durante el mes de mayo los echaron en falta debido al cierre perimetral de la villa del albariño.

Ayer, sin embargo, pudieron reencontrarse con muchos clientes de San Miguel de Deiro, Dena o Barrantes, tal y como refiere Eugenia Fernández, vendedora en la plaza de abastos. “Llevábamos 15 días sin nadie en la plaza, porque dependemos mucho de la hostelería y de la gente de los pueblos de los alrededores. Pero hoy (por ayer) he visto mucha gente de Vilanova y hasta de Vilagarcía. Tenían ganas de volver”.

Incluso se vieron algunas familias que acudieron de paseo a Cambados, aprovechando que al final apenas llovió.

Sin aglomeraciones

Fue un día tranquilo, sin aglomeraciones en las calles. Tampoco se vieron las colas en el exterior de los bares, de gente esperando a que se levantase alguien de una mesa de la terraza para poder sentarse, que se habían producido tras el último cierre perimetral.

El Hospital do Salnés ya tiene otra vez pacientes de COVID

decoration

Ni siquiera a media tarde, cuando algunos locales tenían puesto en el televisor los partidos decisivos de la Liga de fútbol era difícil encontrar un sitio libre para tomar algo al aire libre.

Casos activos

El Sergas reportó ayer 52 casos activos en Cambados, lo que supone cinco menos que el viernes. Se trunca así el repunte puntual de anteayer, cuando se notificaron tres infecciones activas más tras varias jornadas de fuerte descenso. En cualquier caso, el COVID no da tregua, y prueba de ello es que ya hay otra ves dos pacientes ingresados en el Hospital do Salnés.

Compartir el artículo

stats