Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambados reabre instalaciones culturales y deportivas pese al leve repunte de COVID

Un control de movilidad en Cambados durante el cierre perimetral. |  // IÑAKI ABELLA

Un control de movilidad en Cambados durante el cierre perimetral. | // IÑAKI ABELLA

El municipio de Cambados pretende recuperar paulatinamente la normalidad de la que se ha visto privado con la entrada en restricciones máximas, hace casi tres semanas. Así, la alcaldesa, Fátima Abal, y el concejal de Sanidade, Constantino Cordal, anunciaron ayer al mediodía la reapertura de varias instalaciones deportivas y municipales.

De este modo, la piscina municipal de O Pombal y la sala de exposiciones de Torrado reabren hoy sábado; la biblioteca hará lo propio el lunes; y Cordal explicó que ya están buscando fecha en junio para los actos de las Letras Galegas que fueron suspendidos por el COVID.

La localidad arousana baja hoy de nivel de restricciones -pasa del máximo al alto-, lo cual ha sido celebrado por las autoridades locales. De todos modos, ayer mismo se produjo un nuevo sobresalto, al subir tres casos activos de coronavirus. Pero, con la esperanza de que este repunte sea un espejismo, la tendencia es buena.

El Hospital do Salnés vuelve a quedar sin pacientes de COVID

decoration

El lunes pasado había 89 positivos en el ayuntamiento, y la cifra de ayer era de 57. Fátima Abal ha pedido a los vecinos, “responsabilidad individual”, y que, “no se hagan reuniones de demasiada gente para que la semana que viene no nos veamos otra vez cerrados”. Sobre los cierres perimetrales, la alcaldesa declaró que, “es una medida muy drástica y restrictiva, pero está claro que es muy efectiva para reducir el número de casos”.

Constantino Cordal, por su parte, resaltó el buen comportamiento ciudadano, hasta el extremo de que apenas se impusieron multas, “pese a que se estuvieron haciendo una media de cinco controles de movilidad diarios. “Los ciudadanos respondieron bien”.

Hospital do Salnés

En términos generales, la situación en el área sanitaria de O Salnés y Pontevedra está estabilizada. Un dato favorable es que ya no queda ningún paciente COVID en el Hospital do Salnés, si bien sí hay al menos varios enfermos de Cambados ingresados en Pontevedra.

En el resto de la comarca, el segundo municipio con más positivos es Vilagarcía, con 49, los mismos que la víspera. Sin salir de esta localidad, el colegio Arealonga tiene a cuatro personas confinadas en casa, y ha sido necesario cerrar temporalmente dos aulas. En el caso de Vilanova, figura con 29 positivos, y continuará desde hoy en el nivel alto de limitaciones, aunque su evolución es favorable.

Compartir el artículo

stats