Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lamprea se despide por todo lo alto

Pesca de lamprea en el Ulla.

Pesca de lamprea en el Ulla.

Los pescadores de lamprea que operan en aguas de Pontecesures se disponen a cerrar una campaña claramente influenciada por los "daños colaterales" causados por la pandemia. Una temporada con demasiados altibajos y nulas ventas durante el cierre de la hostelería que ahora parece despertar, aunque ya sea tarde.

A estas alturas, cuando quedan solo siete jornadas hábiles para largar los aparejos -el día 15 es el último-, puede decirse que el precio es excepcional, aunque las capturas no son todo lo importantes que cabría desear.

24

Temporada de lamprea en el río Ulla

Hay una decena de embarcaciones trabajando, una registrada en Rianxo y las demás pertenecientes a la cofradía de pescadores de Carril. Y son capaces de obtener entre tres y diez lampreas cada mañana, dependiendo siempre de la suerte y habilidad de cada marinero.

“Nos están llegando pedidos de todas partes y no hay manera de atenderlos porque apenas entra lamprea”

decoration

Pueden parecer muchas, y de hecho, el resultado parece agradar a la flota. Pero no llegan, ni de lejos, para satisfacer una demanda de lamprea que es claramente superior a la oferta y no deja de crecer. 

20

La pesca de lamprea en Pontecesures

“Nos están llegando pedidos de todas partes y no hay manera de atenderlos porque apenas entra lamprea”, explican integrantes del colectivo de los valeiros.

Una "extraña" temporada

“Al principio fue un año horrible, porque si bien empezamos con buenas capturas, el cierre de la hostelería, a causa de la pandemia, hizo que no vendiéramos absolutamente nada; y después tuvimos que estar parados a causa de las intensas riadas”, explica Ramón Agrasar, uno de los más experimentados pescadores de lamprea, a modo de resumen de esta "extraña" y atípica temporada.

“Ahora podemos maquillar los resultados de esta campaña que termina el día 15 gracias a la importante demanda y los buenos precios, pero no cabe duda de que las capturas ya son flojas”, apostilla este integrante del colectivo de valeiros.

Ramón Agrasar, uno de los pescadores, con una lamprea en sus manos. Iñaki Abella

A 35 euros la pieza

Estos pescadores, encargados de largar sus nasas butrón desde sus lanchas, señalan también que los ejemplares de mayor tamaño se venden “a 30 o 35 euros”, mientras que las lampreas pequeñas salen a 25, lo cual constituye tarifas importantes en esta época del año.

“Los ingresos están siendo buenos, pero ojalá pudiéramos pescar más lampreas porque las venderíamos todas”, esgrimen los tripulantes de una de las lanchas que cada mañana acuden a aguas de Pontecesures para largar y/o levantar sus aparejos.

Los valeiros en el Ulla M. Méndez

Los mismos pescadores que apuntan que “en cuanto empezaron a reabrir los restaurantes se disparó la demanda de lamprea”.

Al mismo tiempo, destacan que “actualmente no solo los establecimientos hosteleros la adquieren a pie de puerto, sino que se ha disparado la demanda por parte de ciudadanos a título particular”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats