Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un arousano presidirá la asociación que valorará la formación para ser profesor

El vilagarciano David Álvarez Caneda, de 21 años, liderará los dos próximos años la directiva del colectivo nacional que representa a los estudiantes de diferentes áreas

El joven vilagarciano, estudiante de Magisterio de la Universidad de Vigo, ayer, en el puerto de Vilagarcía. | // I. ABELLA

La asociación nacional de estudiantes de Educación y Formación del Profesorado, conocida como Cesed, será presidida durante los dos próximos años por David Álvarez Caneda con el objetivo de “mejorar la formación de los futuros profesionales”.

Estudiante de Magisterio, y actualmente realizando prácticas en el colegio de Rubiáns, llega al cargo tras encabezar la única candidatura presentada en la última asamblea nacional. Tras representar a la Facultad de Educación de la Universidad de Vigo en la Federación Nacional de Estudiantes, su implicación y actividad le llevó a ser elegido como cabeza de lista de una candidatura en la que, como el propio David Álvarez señala, “están representadas las Universidades de Sevilla, Alcalá, Barcelona, Jaume I de Castellón.... Tenemos un equipo bastante variado”.

Deja claro el joven vilagarciano que su principal motivación al abanderar el progreso de los estudiantes de las ramas educativas y su formación como profesionales pasa por “mi vocación por la educación y por la mejora en la formación. Como estudiante noté las barreras en muchos sentidos y cuando mantenemos reuniones a nivel nacional te das cuenta de que hay problemáticas compartidas en muchas universidades”. Todo ello al frente de una Cesed que, como él mismo define, “es una sectorial que representa no solo al estudiantado de Educación Infantil y Primaria, sino también al de Educación Social y de Pedagogía y al de los Formación del profesorado”.

Trabajando codo a codo con la Conferencia Nacional de Decanos, el Cesed tiene como primer paso en este nuevo mandato la reforma de la ley de educación y la importancia de que esta recoja dos de las principales demandas de este colectivo, como son “la modificación de la formación inicial del profesorado y del acceso a la profesión docente”.

Una de las cuestiones que también implicarán una importante carga de trabajo es lo relacionado con “facilitar la participación de los estudiantes en los órganos de decisión de las facultades. Se debe tener en cuenta tanto la opinión del estudiante como de los profesionales”.

La búsqueda de un “consenso” en lo referido a la necesidad de modificar, apunta, tanto el actual sistema de acceso a las titulaciones, como sus planes de estudios, para alcanzar “una formación más integral y adaptada a las necesidades educativas actuales”. Para ello, Álvarez Caneda quiere incorporar cuestiones como “la educación emocional y la educación afectivo-sexual”.

La ampliación del período de formación práctica, explica Álvarez, es otro de los aspectos que pone sobre la mesa la Cesed, que se encuentra en proceso de adhesión al comité de asuntos sectoriales de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). Más allá de la reforma legislativa, añade, la asociación buscará trabajar “en otros muchos ámbitos”, a través de sus comisiones sobre innovación, igualdad, educación emocional, inmersión lingüística o en la recientemente creada comisión sobre “participación estudiantil en tiempos de pandemia”, así como “mejorar su visibilidad” y darse a conocer “como un canal de las opiniones de los estudiantes”.

Un cargo de una importante responsabilidad que David Álvarez asume con la mayor de las ilusiones, “sé que voy a tener muchísimo trabajo, pero todo es cuestión de organización. Soy una persona con iniciativa y con energía y me implicaré al máximo para hacerlo de la mejor manera posible y conseguir avances en la educación”.

De su validez como futuro profesional de la educación queda constancia en su nota media universitaria de 9,48. Un excelente expediente que también incluye su labor profesional en el conservatorio de Cambados desde hace algunos años.

Compartir el artículo

stats