Lógicamente, la pandemia introduce importantes limitaciones y condiciona el día a día de las personas y las empresas. Pero ni siquiera el mismísimo coronavirus parece capaz de frenar el imparable avance del enoturismo, una tendencia al alza que gana adeptos cada año gracias al trabajo realizado por la asociación Ruta do Viño Rías Baixas.

Esta entidad, encargada de difundir los valores enoturísticos de la Denominación de Origen vitivinícola que le da nombre, hace un balance altamente positivo de las jornadas de puertas abiertas organizadas a lo largo de este mes por Turismo de Galicia.

Esta iniciativa, que llegó a las Rías Baixas el pasado fin de semana “ha registrado una buena respuesta por parte del público, a pesar del mal tiempo y de los cambios en el programa a raíz de las nuevas restricciones sanitarias”, indican en la Ruta do Viño Rías Baixas.

Una de las visitas organizadas en las jornadas de puertas abiertas. FdV

Lo cierto es que los visitantes “se animaron a recorrer bodegas y a participar en las actividades especiales ofertadas por los establecimientos asociados, los cuales realizaron un esfuerzo por ofrecer un enoturismo seguro en tiempos tan complicados como el actual”, apostilla Lorena Varela, gerente de la asociación.

Parece que, en general, “la veintena de bodegas asociadas participantes en las jornadas de puertas abiertas de Rías Baixas se han mostrado satisfechas por la buena respuesta del público”.

"Las bodegas realizaron un esfuerzo por ofrecer un enoturismo seguro"

Lorena Varela - Gerente de la Ruta do Viño Rías Baixas

En algún caso incluso fue necesario “desdoblar grupos y ampliar las visitas guiadas para cumplir con las nuevas normas de prevención contra la expansión de la Covid-19 aprobadas la pasada semana por las autoridades sanitarias”.

De ahí que en los recorridos por las bodegas se establecieran grupos con un máximo de 4 personas y guía, “respetando así el aforo máximo de 5 personas por actividad”.

¿Qué es y qué representa la Ruta do Viño?

La Ruta do Viño Rías Baixas, incluida en el club de las Rutas del Vino de España y en la “Guía de Rutas Enológicas Accesibles para Todas las Personas”, editada por la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (Predif), se presenta como una asociación sin ánimo de lucro que ofrece al visitante la oportunidad de vivir “la experiencia del enoturismo más completa en un área singular”.

Para ello se le brinda la oportunidad de recorrer las bodegas asociadas, participar en catas de vino y disfrutar de “impresionantes paisajes, senderos a pie de mar, amplias extensiones de viñedos, actividades marítimas, museos, alojamientos y restaurantes de primer nivel”.

Con más de dos décadas de historia, esta entidad dispone de un centenar de asociados “que ofrecen multitud de opciones para descubrir el mundo del vino desde todos los puntos de vista” y en las cinco subzonas de la Denominación de Origen Rías Baixas.

En las cinco subzonas

O Rosal, Condado do Tea, Soutomaior, Ribeira do Ulla y O Salnés son esos cinco destinos en los que saborear “una estancia inolvidable” y una oferta enoturística “de la más alta calidad”.

Aquellos que no la conozcan aún, y sobre todo, quienes pertenezcan a otras comunidades autónomas, deben saber que la Ruta do Viño Rías Baixas “extiende sus raíces en la Galicia más singular; una zona marcada por un mosaico de tonalidades azules y verdes que conjuga el océano Atlántico con las fértiles tierras gallegas”.

¡No queda nada para comenzar las Jornadas de Puertas Abiertas de las Rutas de los Vinos de Galicia! 🥂 Mañana inauguramos...

Posted by Turismo de Galicia on Friday, October 23, 2020

Así las cosas, es posible empaparse de enoturismo “desde la zona de Ribeira do Ulla, en las inmediaciones de Santiago de Compostela, hasta O Rosal, en la frontera portuguesa, pasando por las famosas tierras de O Salnés”.

De este modo, este itinerario vitivinícola, cultural y turístico “cruza de norte a sur la parte más occidental del sur de Galicia, trazando un interesante viaje por bellos paisajes de viñedos, costas redondeadas, ríos tranquilos y fértiles valles marcados por el suave aliento del océano Atlántico”.