Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove prepara un plan para evitar otra "invasión descontrolada" de autocaravanas

Grupos políticos y patronal coinciden en denunciar que algunas ocupan las playas y zonas protegidas - Dicen haber recibido este verano "más vehículos que nunca"

Autocaravanas estacionadas en la playa de Con Negro. // FdV

El Concello de O Grove recibió este verano más autocaravanas que nunca. Pero a pesar de que la localidad dispone de numerosas áreas privadas, sobre todo en campings, especialmente adaptados para acoger estos vehículos y ofrecer a sus ocupantes todos los servicios necesarios, la mayoría opta por estacionar libremente y "de forma descontrolada" en diferentes puntos del centro urbano y el rural.

De ahí que el alcalde, José Cacabelos, anuncie que en los próximos meses su gobierno diseñará un plan de choque con el que se pretende regular esta situación, sobre todo pensando en la temporada turística del año que viene y sin descartar la posibilidad de instalar arcos que impidan la llegada de estos vehículos a determinadas zonas "sensibles" del municipio.

Lo cierto es que la situación preocupa tanto al gobierno local como al conjunto de los grupos políticos de la Corporación, propietarios de campings y a la asociación Empresarios Grovenses de Bens e Servicios (Emgrobes), que ya buscaron en ocasiones anteriores, parece que sin éxito, el modo de gestionar esa presencia masiva de las caravanas en la localidad.

Los cordones dunares de diferentes playas, el entorno de arenales como Con Negro, los montes de San Vicente y aparcamientos como los de O Corgo, Raeiros y tantos otros figuran entre los lugares más castigados este verano por la llegada de esas "casas rodantes". Sobre todo por aquellas que no respetan unas mínimas normas de convivencia e incluso permanecen estacionadas durante días con gente pernoctando en su interior.

Como avanzó FARO el jueves, el alcalde ya hizo saber su preocupación a Emgrobes en la reunión que mantuvieron las dos partes el día anterior, cuando les transmitió su intención de diseñar un plan de actuación para que lo sucedido este verano no se repita en el futuro.

Cacabelos definió la situación como "un problema enorme que hay que solucionar adaptando la ordenanza municipal correspondiente, porque no podemos tolerar que estos vehículos invadan cualquier zona de nuestro pueblo, incluso las medioambientalmente protegidas".

Sabedor de que "este año ha sido un exceso" y de que "muchas de esas autocaravanas no respetan el medio ambiente ni cumplen los protocolos de gestión de residuos", el primer edil se comprometió a buscar soluciones, especialmente "tratando de conseguir que se sitúen exclusivamente en los espacios especialmente habilitados para ellas, que en nuestro municipio son muchos".

De ahí el plan especial que quiere elaborar el gobierno este invierno, el cual se complementará con otro específico para las playas mediante el que se regula su uso con la ordenación de las zonas de aparcamiento, accesos, aseos públicos, puestos de socorrismo y otros aspectos. Una propuesta, indica el primer edil, que se justifica por la "masiva afluencia de gente a nuestras playas".

Compartir el artículo

stats