Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra rareza en la ría: un zifio de Blainville

La Cemma estudia un ejemplar juvenil de esta escurridiza especie que apareció muerto en la costa arousana

El zifio aparecido muerto en una playa de Ribeira. // Cemma

En los últimos días apareció varado en la boca de la ría arousana un ejemplar juvenil de zifio de Blainville ( Mesoplodon densirostris), una especie que suele habitar aguas con fondos generalmente superiores a los ochocientos metros y evita acercarse a la costa y cualquier contacto con el ser humano.

Así lo confirma la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma); la entidad responsable de la Red de Varamientos de Galicia que avala la Xunta.

Hawai y Bahamas

Los expertos que la integran destacan lo inusual de este avistamiento, ya que el zifio de Blainville es una especie propia de las aguas cálidas del trópico, especialmente en Hawai y las Bahamas, si bien es cierto que ha sido visto en ocasiones en Islandia, las islas británicas, Japón, Sudáfrica, Chile, Nueva Zelanda y en las Islas Canarias.

Sea como fuere, a pesar de su amplia distribución, no parece ser abundante en ningún área geográfica, por lo que "su aparición acostumbra a tener casi siempre un carácter excepcional", aseguran en el Ministerio de Medio Ambiente.

En Galicia se trata del tercer avistamiento del que tiene constancia la Cemma -todos ellos animales muertos-, de ahí la trascendencia del mismo y de la necropsia que se practique a este cadáver, parcialmente devorado por tiburones, para intentar aprender más sobre esta peculiar especie.

"Es muy rara en Galicia", inciden en la Cemma, antes de resaltar que "en treinta años estudiando a los mamíferos marinos nunca hemos visto vivos estos animales".

Características

El zifio de Blainville es una ballena robusta, con la cabeza plana frontalmente y una mandíbula inferior arqueada para formar un pico moderadamente largo. Los machos adultos son reconocibles porque sus dientes les sobresalen de la boca.

Es un mamífero marino de color gris azulado; gris claro en la zona trasera. Los machos miden más de cuatro metros y pesan unos 800 kilos, mientras que las hembras alcanzan un tamaño mayor y pueden pesar alrededor de una tonelada. Cuando nacen tienen una longitud de apenas dos metros y un peso de unos 60 kilos.

En el Ministerio de Medio Ambiente detallan que "su presencia es excepcional en aguas ibéricas, aunque han sido citados varamientos de esta especie en aguas atlánticas y mediterráneas".

Compartir el artículo

stats