Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Catoira alerta sobre el "pésimo y vergonzoso" estado del campo de fútbol

Cuestiona la situación de la cubierta de las gradas y los vestuarios

Imagen de uno de los banquillos del campo de As Lombas. // Cedida

Imagen de uno de los banquillos del campo de As Lombas. // Cedida

El Partido Popular de Catoira hizo ayer público un comunicado en el que califica de "pésimo y vergonzoso" el estado en el que se encuentra el campo de fútbol de As Lombas. Según los conservadores, la situación es tal que incluso hay partes de la cubierta de las gradas con riesgo de desplomarse debido al avanzado estado de deterioro de las cerchas.

El PP acusa de la situación del campo al gobierno municipal de Catoira, pues entiende que es el Ayuntamiento quien debería velar por un correcto mantenimiento de las instalaciones deportivas. En este caso, el PP insta al Concello a acometer "una mejora y reparación urgente". Además, señala que ésta debería ser integral, dado que encuentran defectos importantes en varios puntos.

Sobre la situación de la cubierta de la grada, el PP sostiene que "está a punto de venirse abajo", y que "vecinos y miembros de la directiva vienen junto a nosotros alarmados por lo que puede suceder si una de las cerchas que sostienen el techo de la grada cede y todo viene abajo".

Esto afecta a una zona de las gradas donde se sienten padres y jóvenes para presenciar los entrenamientos diarios o los partidos de competición, que se suceden los sábados y los domingos. Y es que el campo de As Lombas es utilizado por la sociedad deportiva Catoira, que tiene equipos de fútbol en numerosas categorías, desde la de "biberones" hasta la de veteranos.

Siguiendo con las gradas, el PP se queja de hay zonas en las que hay filtraciones en la cubierta, por lo que llueve en los asientos, y acusa al Concello de desentenderse completamente de la limpieza de las butacas.

Césped muy usado

Según el PP, los futbolistas y los entrenadores también se quejan del estado del césped. Afirman que está tan usado después de 14 años desde su instalación que los jugadores se lesionan con facilidad, y los niños sufren sobrecargas musculares. "En otros campos donde se instaló el césped al mismo tiempo que el de Catoira, ya lo han cambiado dos veces", apunta la formación conservadora.

Asimismo, el PP cuestiona el mal estado de los vestuarios, afirma que hay planchas de hierro descolocadas y sueltas, y llama la atención sobre el estado de los banquillos, desvencijados y con la pintura desconchada.

Compartir el artículo

stats