Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rosa García dialoga con los espacios que habitamos

La artista expone en Quadro Microgalería tres narrativas visuales bajo el título "Hábitats"

Uno de los grabados de "Lo que queda tras el bosque". // Cedidas

La exposición de Rosa García "Hábitats: relatos de lo habitado" ha encontrado cobijo durante los meses de abril y mayo en Quadro Microgalería de arte. La muestra está compuesta por tres narrativas visuales en las que la unión de grabado y fotografía acaban creado un discurso, unas veces más duro, otras más intimista, sobre la experiencia de habitar.

García -galardonada recientemente con el Premio a la producción de obra gráfica María Teresa Toral en los XXIV Premios Nacionales de Grabado - trata el hábitat como ese espacio al que se retorna, el lugar de la memoria donde encontramos cobijo, y reflexiona sobre su carácter de "lugar en construcción, al que a través de nuestras vivencias, interacciones, circunstancias y aprendizajes, le damos la capacidad de existir; nuestro territorio, el que nos acoge y protege, en el que se encuentra la calma y la relación con el Yo que nos identifica".

Los tres relatos responden a los nombres de "Cobijo", "Habitamos lo deshabitado, deshabitamos lo habitado" y "Lo que queda tras el bosque". La primera serie está formada por pequeñas casas de acero con fotografías impresas digitalmente en aluminio. Se trata de un relato "intimista, recogido, de abrazo incluso" protagonizado por espacios habitados que representan la búsqueda de ese lugar en el que uno se siente como en casa.

La segunda serie es más dura, una suerte de crítica sobre como abandonamos y ocupamos espacios, para la cual la artista ha utilizado también fotografía digital y grabado gofrado, esto es, sin tinta.

"Lo que queda del bosque" es el tercer relato, surgido como reflexión ecológica tras la ola de incendios del otoño de 2017. "A través de grabados también gofrados, superpuestos en capas, hago una crítica de esa forma que tenemos de intervenir los espacios, a veces hasta destruyéndolos", explica.

Compartir el artículo

stats