Modelos de partido

21.10.2015 | 02:24
Modelos de partido

Hay distintos tipos de partidos políticos en cuanto a su modelo de organización. Uno, los que tienen militantes, caso de PP, PSOE y Podemos. Dos, los que tienen cuadros y activistas, caso de IU. Tres, los que no tienen militantes ni cuadros sino cargos, caso de UPyD y todavía Ciudadanos. También hay partidos marca, como Equo.

En el primer modelo hay diferencias: el PP tiene militantes, pero pintan poco o nada; los representan a través de filtros: pedáneos nombrados a dedo y presidentes de juntas locales designados en la práctica por el jefe regional. Los cargos de dirección están copados por 'senadores reales' incorporados por el presidente de partido y representantes institucionales (diputados, alcaldes?) a modo de 'democracia orgánica'. En el PSOE los militantes pintan algo más, pero la masa crítica va disminuyendo, de modo que intentan crear fórmulas para incorporar también a 'simpatizantes' cuyo papel se limita a las elecciones primarias, de las que los socialistas fueron pioneros en su formulación como también en su descrédito. En Podemos, la organización asamblearia inicial, que en teoría es la más participativa, contiene el truco de que a su vez es la más manejable, y al final la estructura de poder, con el pretexto de corregir la inestabilidad que podría provocar el asamblearismo continuado, se convierte en inamovible.

El segundo modelo lo protagoniza IU en exclusiva. Dispone de una militancia escasa, pero integrada por activistas en su casi totalidad, de la que se extraen los cuadros, casi siempre por méritos, hasta el punto de constituir en la práctica un partido de cuadros.

El tercer modelo corresponde a UPyD y Ciudadanos. Son partidos de cargos y poco más. Véase el caso de Ciudadanos: cuando convocan a primarias, la lista de los que pierden se va a casa o monta una candidatura con otras siglas. En UPyD solo quedan los dirigentes que no optaron por Ciudadanos. Cuando concluyeron sin éxito las negociaciones entre Rosa Díez y Albert Rivera para la integración de ambos partidos, este último avisó a aquélla: "Pues bien, te advierto que Ciudadanos, de todas formas, se va a presentar a las elecciones en España". "¿Y cómo lo vas a hacer si no tienes partido?", le retó Díez. La respuesta de Rivera fue: "Lo haré con el tuyo". Y así ha ocurrido: Ciudadanos empezó a constituirse con cargos procedentes de UPyD. Hay que suponer que el rápido y elevado crecimiento que las encuestas auguran a Ciudadanos inducirá a una modificación paulatina de ese modelo, sobre todo para acoger a quienes ahora llaman a esas puertas procedentes del PP, la mayoría, y del PSOE, algunos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine