``Hooligans´´ nucleares

18.06.2008 | 02:00

Carmen Tomás

Para este Gobierno, si analizas los datos y pones nombres a las cosas que pasan en la economía te llaman catastrofista o antipatriota. Si estás a favor de buscar en la energía nuclear una alternativa a la excesiva dependencia del petróleo, te llaman ``hooligan´´. Esta última ocurrencia ha venido de la mano del ministro de Industria. Dice Sebastián, no se si habrá pensado en González, Méndez o Almunia al decirlo, que los partidarios de la energía nuclear como fuente de energía más barata y ahora igual de limpia que las alternativas, actúan como ``hooligans´´. No se si hay que tomárselo como un insulto. Pero, dada la capacidad de este gobierno para calificar negativamente a todo aquel que no esté con el discurso oficial de cada momento, diría que sí nos está insultando.
A mí particularmente me da exactamente igual que me vuelvan a insultar, sobre todo teniendo en cuenta que en los datos macroeconómicos y en el sentimiento de los españoles se han cumplido con creces -y ya lo siento- los peores pronósticos. Así que estoy dispuesta a aguantar otra vez la exclusión. Es cuestión de tiempo, como en la evolución de la economía, que este gobierno o el que venga tenga que rectificar sobre la necesidad de aumentar la producción de electricidad por la vía nuclear.
El debate está abierto en otros países y en las más altas instancias de la Unión Europea. Incluso le hemos oído hablar de ello tanto a Felipe González como a Cándido Méndez. Pero es que, aunque estos personajes no se hubieran mojado, es una obviedad que España no puede seguir siendo una isla eléctrica y un consumidor exagerado de petróleo. Nuestra competitividad nos va en ello. Y aunque sólo nos acordamos de santa Rita cuando llueve, estoy convencida de que el debate está abierto y cuajará.
Ya no valen, en este momento de la película, los sermones ecologistas. Las centrales nu- cleares de nueva generación son más que seguras y los residuos cada vez menores. No nos vengan con el discurso del ecologismo trasnochado. Con las nuevas centrales nucleares, el kw/h nos costaría 30 euros, con la eólica, nos cuesta 90 y con la fotovoltaica, 220. El discurso de la falta de agua para apagar el reactor no se le ocurre, a estas alturas, ni al que asó la manteca. Unicamente hace reír y da vergüenza. El debate es serio y las necesidades de España ineludibles. ¿``Hooligan´´? Así que, sí, ¡hooligan, y a mucha honra!

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A vueltas con el congreso del PP de Cangas

Que me tienen loco con el congreso local del Partido Popular de...

 
 

ANXEL VENCE

Vacaciones con mando a distancia

Aunque por la barba y el continente recuerde a un prócer...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Los medios no le dan tregua

Los medios de Estados Unidos, tal vez arrepentidos de no haber hecho lo suficiente para evitar...

 
 

ISABEL CALLE SANTOS*

Amor obsesivo como enfermedad

En 1979, la psicóloga Dorothy Tennov, publicó el...

 
 

MANUEL TORRES

El Museo del Mar

Desde hace tiempo unos marinenses, hombres de la mar, se han propuesto conseguir un local, con...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar solo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine