Victoria insuficiente en Bouzas

El Pontevedra queda eliminado de la Copa Federación con la presencia de cuatro jugadores del filial y un juvenil sobre el campo - El portero Vicente Company hizo su debut con el equipo con un notable encuentro

21.01.2016 | 05:20
Loureiro pugna por la pelota con un jugador rival. // Marta G. Brea

El Pontevedra se quedó a las puertas de consumar la remontada en el Baltasar Pujales merced a una victoria por la mínima que fue insuficiente para conseguir el pase a cuartos de final de la Copa Federación. Los granates, con un equipo plagado de jugadores poco habituales vencieron a un Bouzas serio que se sintió cómodo en los momentos en los que no vio peligrar la eliminatoria.

Luisito sorprendió con el once al alinear de inicio a dos jugadores de categorías inferiores como Teti y Abraham. Mientras el segundo fue un habitual en los entrenamientos durante la pretemporada, el primero es uno de los hombres fuertes del juvenil y el único granate presente en la convocatoria de la selección gallega sub18. Además hombres de la cantera como los juveniles Antón y Richard y el delantero del Pontevedra B, Ramón, esperaron su oportunidad desde el banquillo.

Otro de los que se estrenaron con la camiseta del Pontevedra fue el flamante nuevo fichaje en la portería, el guardameta valenciano Vicente Company, quien ya pudo disfrutar de su primer encuentro una semana después de firmar su contrato con los lerezanos.

La primera parte arrancó sin un dominador claro, con los dos equipos bien plantados sobre el campo esperando la ocasión para hacer daño a su equipo.

El conjunto local, más cómodo debido a la renta obtenida en Pasarón durante el encuentro de ida (2-3) jugaba sin prisa ni ansiedad. Así llegó en el minuto 20 la primera ocasión clara del encuentro. El atacante aurinegro Youssef estrelló el balón en el larguero tras rematar de cabeza un saque de esquina.

La respuesta del Pontevedra no tardó en llegar y en un rápido contragolpe el Pontevedra devolvió el susto a su oponente con otro disparo a la madera. En esta ocasión fue Anxo el que aprovechó un pase del canario Borjas Martín para dejar temblando la portería rival después de que la pelota golpease en el zaguero del Rápido, Ferre.

Fueron minutos locos en los que las ocasiones se fueron sucediendo. Company tuvo la oportunidad de demostrarle sus cualidades s su nuevo técnico seis minutos después en un mano a mano con Gustavo Souto que supo resolver con sobriedad.

Pese a las ocasiones, el marcador no se movió antes del descanso. Mucho respeto por parte de los dos equipos en unos primeros 45 minutos en los que el pese del partido lo llevaron los centrocampistas. El Pontevedra trató de hilar su juego por medio del talento de un jugador poco habitual en liga como Tomás y del juego directo hacia su pichichi Borjas quien, al igual que Verdú, salieron de inicio al no poder jugar el encuentro de liga de este fin de semana por acumulación de tarjetas.

La segunda mitad siguió los derroteros de los primeros 45 minutos. Anxo volvió a ser protagonista en ataque nuevamente con una jugada muy similar a la que anteriormente dispuso en la primera parte pero la pelota se volvió a marchar a saque de esquina después de golpear en un rival y en el palo de la portería de Ferre, posteriormente cuando se llevaba jugada una hora de partido.

Tras el córner Miki anotó el primero para el Pontevedra con una buena volea al palo largo tras controlar el cuero dentro del área. El de ayer era un partido especial para el joven atacante granate, quien volvió a la que fue su casa durante muchas temporadas.

El gol dio alas a los de Luisito que se lanzaron a por una remontada que tenían a un tanto de distancia. Borjas pudo hacer el segundo pocos minutos después, pero falló en su definición ante Ferre y no pudo aprovechar el buen pase de su compañero en la banda izquierda, Anxo.

Finalmente, el resultado no se movió del tanto inicial y el Rápido de Bouzas consiguió culminar la machada con un resultado global de 3-3 en la eliminatoria en la que los goles en campo contrario decantaron el pase a cuartos de final del que ahora se queda como único representante gallego en la competición.

Tomás fue expulsado en los minutos finales del encuentro al ver la segunda tarjeta amarilla por protestar una decisión arbitral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine