natación - Travesía Desafío Pastor Islas Cíes

La niebla reduce la tarea a la mitad

Las condiciones meteorológicas obligaron a anular la salida desde Rodas - Rubén Domínguez, el primero en completarla

28.08.2016 | 09:55
La niebla reduce la Travesía a Nado Pastor Islas Cíes a la mitad. // Marcos Canosa
Tres de los participantes, felices tras acabar la travesía. // Marcos Canosa

Rubén Domínguez fue el nadador que menos tiempo invirtió en realizar la VII Travesía a Nado Desafío Pastor Islas Cíes. El componente del Real Club Náutico de Vigo fue el vencedor virtual, ya que la prueba no tiene un carácter competitivo. Los organizadores tuvieron que variar el recorrido inicialmente previsto debido a las malas condiciones climatológicas. La niebla impidió la salida desde la playa de Rodas, en las islas Cíes. Se puso en marcha un plan alternativo. La salida se dio en Bouzas y la llegada a la playa de O Vao, el escenario previsto para terminar la prueba. El recorrido se redujo a la mitad. De los diez kilómetros se pasó a los cinco.

Todo estaba dispuesto para una séptima edición que mostraba un perfil de consolidación. Todo estaba previsto en la playa de Rodas, en las islas Cíes. Hasta allí se desplazaron a primera hora de la mañana. Pero era imposible la salida. La intensa niebla obligó a tomar una decisión drástica. Por primera vez en su historia, se suspendía la salida desde allí.

Ricardo Martínez, el organizador, explicó que "tomamos la decisión más complicada desde que hacemos la travesía. Pero era lo lógico. No se veía nada. Era imposible. Esperamos a que se disipara la niebla. Pero al final tuvimos que aplicar el plan B. Es decir, salir de Bouzas".

Los nadadores comprendieron la situación. En la llegada manifestaron que era lo normal en este tipo de situaciones. Y el organizador insiste en que "lo primero es la seguridad. Sin duda. Ponemos eso como primer elemento. Aquí todos vienen a disfrutar de un evento. No queremos problemas".

Los participantes y los organizadores pusieron rumbo a Bouzas. Desde su playa se dio la salida a la una de la tarde. Se cumplió el protocolo de diseñar cuatro grupos de nadadores. El viento dificultaba algo la travesía, pero los deportistas se lanzaron al agua tal como era su deseo.

Acompañados de treinta embarcaciones recorrieron los cinco kilómetros, un trayecto que varios días antes habían realizado también los organizadores a nado. Tenían diseñado ya la opción que finalmente se realizó. A las dos y media de la tarde llegaron los primeros a O Vao.

Sin embargo, teniendo en cuenta cuando salieron, el que invirtió menos tiempo fue Rubén Domínguez. Pertenece al Real Club Náutico de Vigo. Comenzó este año a realizar las travesías. Cuando se le preguntó si era su primera victoria en esta disciplina, resaltó que "no lo considero un triunfo. Aquí se está para disfrutar. No importa el resultado. Lo importante es participar". Dijo que "el recorrido es espectacular. Me hubiera gustado el poder hacer la travesía desde la playa de Rodas, pero es lógica la decisión de los organizadores".

Rubén Domínguez fue el que menos tiempo invirtió, aunque los primeros en llegar a la playa de O Vao fueron Alberto Serrano, Iago Vara y Lino Otero. Los tres juntos. Como amigos. El primero de ellos es un cordobés que se mostró "encantado" con la experiencia. Reconoció que "es un fastidio no poder hacer el recorrido previsto, pero me agradó que los organizadores tuvieran previsto otro alternativo. A nosotros nos gusta nadar y en las mejores condiciones de seguridad. Eso es lo principal".

Ricardo Martínez, el organizador, insistió en que "había que tomar una decisión dolorosa. Era la primera vez en toda la historia de la prueba que nos pasa algo así. Pero hay que aceptarlo". Recalcó que "los nadadores lo comprendieron. Así es imposible garantizar la seguridad. Y eso es prioritario para nosotros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine