Simeone: "Jugar una final es fantástico; ganarla algo supremo"

El técnico "colchonero" señala al brasileño Casemiro como el hombre a neutralizar para ganar el partido

28.05.2016 | 04:55
Diego Simeone, ayer en San Siro. // Juanjo Martín (Efe)

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, remarcó ayer que "jugar una final es fantástico", pero que "ganarla es algo supremo", explicando que este sábado espera "un partido muy intenso y muy equilibrado" contra el Real Madrid, rival del que ha destacado insistentemente al mediocentro brasileño Casemiro, el "jugador más importante para el equilibrio" del equipo blanco, al que le ha "cambiado la cara" desde que es titular.

"Jugar una final es algo fantástico, ganarla es algo supremo. Toda final anterior (por Lisboa 2014) te preparara mejor para convivir con estos momentos, que no es fácil. Lo mejor que ha tenido este grupo es insistir, volver a prepararse, reinventarse, cambiar futbolistas sin cambiar la identidad, el sistema ni el compromiso. Cuando repites, repites, repites y eres insistente en lo que crees, se puede", lanzó Simeone en la rueda prensa oficial previa a la final.

Preguntado por la época exitosa que atraviesa el Atlético, el argentino explicó que "la continuidad en los éxitos deportivo y en el trabajo social te posiciona en uno de los lugares privilegiados junto a los mejores equipos de Europa". "Hay muy pocos equipos mejores a los que se pueden ir nuestros jugadores, quizá Barcelona, Bayern, Real Madrid y muy poco más. Estamos en un lugar de privilegio que hay que cuidar. La única manera de sostenerlo es ganarlo", reflexionó.

En este sentido, destacó que "la base de futbolistas durante estos cuatro años y medio" que el lleva al frente del equipo "se reinventa continuamente". "Eso es lo más valioso que tiene este club. Se trabaja para seguir creciendo, mejorando e insistiendo. Como todo en la vida, al que insiste a la larga le aparecen las situaciones", reiteró.

Tras eliminar a Barcelona y Bayern, el Cholo aclaró que "haber ganado a dos de los mejores equipos del mundo no te da seguridad de nada". Preguntado por la presión que supone esta final, contrapuso que le "encanta tener 113 años de historia a las espaldas", y también tuvo un mensaje para los que destacan las supersticiones que puede tener su equipo, como intentar jugar con su equipación azul 'talismán': "Quienes opinan de esta manera subestiman nuestro trabajo".

Respecto a la final en San Siro, apuntó que "sobre todo en el arranque" espera "un partido muy intenso y muy equilibrado". "Casemiro le da al rival la virtud de poder reagruparse mejor en la pérdida de pelota y mantener siempre la fortaleza defensiva. El que gane ese partido en mitad del campo podrá presionar y salir al contraataque. Es posible que el Madrid, por su calidad, proponga más juego", vaticinó.

No fue la única vez que mencionó al mediocentro brasileño, al que señaló "sin ninguna duda" como "el jugador más importante para el equilibrio del Madrid", mezclando esas alabanzas con las de Zinédine Zidane como las claves de la mejoría de su rival en la segunda parte de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine