En el campo antes que en el banquillo

Berizzo y Luis Enrique se midieron dos veces como jugadores con un saldo de una victoria y un empate a favor del céltico

23.09.2015 | 03:44
Berizzo conduce el balón ante Luis Enrique. // FDV

Eduardo Berizzo y Luis Enrique Martínez, los dos entrenadores que han moldeado el actual Celta, volverán a verse esta noche las caras en los banquillos después de firmar el pasado curso un empate técnico, con un triunfo a domicilio para cada uno. Ambos reeditan ahora en los banquillos un duelo que ambos ya vivieron hace unos años como futbolistas, cuando el asturiano defendía la elástica azulgrana y Berizzo era referente en la defensa céltica.

A pesar de que ambos coincidieron durante cuatro temporadas en sus respectivos equipos, desde 2001 hasta 2004, no se enfrentaron en aquellos tiempos más que en dos partidos, con un balance de un empate en Liga en el Camp Nou (1-1) en el curso 2000-01 y una victoria céltica, esa misma temporada, en el encuentro de ida de cuartos de final de la Copa del Rey que los célticos ganaron a los azulgranas en Balaídos y que fue clave para encarrilar el pase a la última final copera que ha disputado el conjunto celeste.

Luis Enrique participó también en la último partido que el Celta ganó al Barcelona en Balaídos, en el curso 2003-04 -un choque en que el equipo vigués se jugaba nada menos que la permanencia-, no así Berizzo, que no pudo disputar aquel encuentro por sanción. Los célticos superaron entonces al equipo que dirigía Frank Rijkaard en un intenso duelo gracias un solitario gol del brasileño Edu tres minutos antes del descanso. Aquella victoria, en la que la clave fue anular a Ronaldinho, la estrella azulgrana por aquel entonces, alimentó las esperanzas de permanencia del Celta, que se irían al traste en la siguiente jornada, penúltima de Liga, con la goleada sufrida en Riazor en una de las derrotas más traumáticas que el Celta ha sufrido en un clásico gallego.




Haz click para ampliar el gráfico

Berizzo no estuvo en aquella victoria celeste contra el Barça en 2004, aunque sí Luis Enrique, que jugó los últimos diez minutos del choque en sustitución de Xavi Hernández.

Fue la última victoria celeste frente a los azulgranas en Balaídos. Después de aquella fecha, el Barcelona no ha perdido en sus últimas cinco visitas a Balaídos, donde el Celta solo ha sido capaz de sumar un empate, en el curso 2012-13 (2-2) con Abel Resino al frente del banquillo.

Berizzo sí participó sin embargo en la penúltima victoria del Celta frente al Barcelona. Ocurrió en el curso 2002-03 con Miguel Ángel Lotina como técnico céltico. En aquel partido no estuvo Luis Enrique pero sí Roberto Bonano, íntimo amigo de Berizzo y actual integrante del cuerpo técnico del Celta, al que se ha incorporado esta temporada.

Bonano, que por aquel entonces defendía la portería del Barcelona, probó aquella tarde frente a su amigo Berizzo el sabor de la derrota. Los celestes se impusieron entonces con un tanto de Jesuli tras el descanso (min. 47) y un golazo de Silvinho, que conectó una impresionante volea que se coló por la misma escuadra. Aquel triunfo metió al Celta de lleno en la lucha por la Liga de Campeones, que conseguiría finalmente después de cuatro años rozando este objetivo, y propició una gran crisis en el conjunto azulgrana que se saldó con la destitución del holandés Louis van Gaal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine