fútbol - Segunda División B

El Coruxo adelanta la Semana de la Pasión

Los de O Vao jugaron con diez desde el minuto 46 - Encajaron el gol en el descuento

25.03.2013 | 07:57
Antúnez, capitán del Coruxo, disputa un balón con un rival, con Besada, detrás, siguiendo la jugada. // Marta G. Brea
Antúnez, capitán del Coruxo, disputa un balón con un rival, con Besada, detrás, siguiendo la jugada. // Marta G. Brea

La Semana de la Pasión que vivió el Coruxo en unos últimos siete días llenos de lesiones de gravedad se cerró ayer con una dolorosa derrota en el tiempo de descuento ante un Guijuelo que, a pesar de jugar toda la segunda parte en superioridad numérica, siempre dio por bueno el empate y arriesgó lo mínimo.

El equipo de Antonio Gómez recuperó ayer la solidez defensiva mostrada al comienzo de temporada, aunque dos errores puntuales le costaron el partido. Por un lado la expulsión de Abenza en el primer minuto de juego de la segunda parte, tras arriesgar al máximo cuando ya tenía una tarjeta amarilla; y por otro el mal despeje de Alberto García en la última jugada que provocó la falta que acabó en gol.

Sin embargo los vigueses siguen teniendo el mismo problema que al principio, y que parecía solucionado con la llegada de Reguero, y no es otro que la falta de pegada. El Coruxo de ayer fue un equipo con empaque, que fue capaz de inclinar el encuentro hacia su lado a pesar del buen comienzo del Guijuelo. La vuelta de Besada le dio más libertad a Antúnez para las labores ofensivas, y así las mejores ocasiones de los primeros 45 minutos fueron para el capitán.

El problema fue el de siempre, y es que ese juego de toque no tiene culminación y todo el esfuerzo se pierde en disparos lejanos o pases incompletos. Si no es por las jugadas de estrategia, el Coruxo no tiene gol, y ayer le costó los tres puntos.

El partido de ayer cambió en el primer minuto del segundo tiempo. Abenza arriesgó al máximo en la primera jugada, sin acordarse que ya tenía una tarjeta, y fue expulsado. Gómez tuvo que recomponer el equipo y, aunque pasó por momentos de falta de concentración, fue capaz de llevar el partido hacia su lado jugando con uno menos, ya que el Guijuelo daba por bueno el empate.

Fue una segunda parte en la que no hubo muchas ocasiones de gol, aunque David Campos y Samuel pudieron marcar para los vigueses.

En el tiempo de descuento, cuando todo parecía sentenciado, una falta sacada por el conjunto chacinero, golpea en el poste y Germán es el único que se adelanta para cerrar la peor semana del Coruxo.

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine