Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando el diseño de un disco trasciende su imagen

El periodista gallego Xavier Valiño glosa en "Líneas paralelas" otras cincuenta portadas esenciales del rock

Cuando el diseño de un disco trasciende su imagen

Cuando el diseño de un disco trasciende su imagen

Hay ocasiones en las que el diseño de un disco trasciende su imagen. Ocurrió, por ejemplo, con la polémica portada del único disco de Blind Faith, el efímero supergrupo que Eric Clapton montó con Steve Winwood, Ric Grech y el recientemente fallecido Ginger Baker. Aquella fotografía de una niña de 11 años, desnuda de cintura para arriba, sujetando una nave espacial de juguete de apariencia metálica -y fálica-, realizada por Bob Seidemann, amigo de Clapton, fue convincente e impactante que Manolenta decidió que su grupo llevaría el nombre de aquella obra de arte: Blind Faith ("fe ciega"). Esta es una de las historias que cuenta con su amenidad y precisión habitual el periodista gallego Xavier Valiño en su libro "Líneas paralelas. 50 portadas esenciales del rock" (Editorial Milenio).

Este nuevo volumen, que a su vez rinde homenaje en su portada al álbum de Blondie de 1978, llega tres años después que "La cara oculta de la luna: las 50 portadas esenciales del rock", una primera selección de portadas imprescindibles del rock por su diseño y las historias que había detrás. El éxito del mismo llevó a concluir que limitar su contenido a 50 títulos reducía mucho el espectro del tema tratado, así Valiño -autor también de una biografía del grupo vigués Golpes Bajos- pronto se puso a trabajar en un nuevo volumen, que es el que se acaba de publicar.

Estas "Líneas paralelas" se disfrutan independientemente del anterior volumen y constituyen uno de esos libros que se pueden ojear, gracias a su riqueza fotográfica, leer de corrido o simplemente saltar entre capítulos de forma más o menos aleatoria.

Gracias a su minuciosidad en el trabajo de documentación y a su amplísimo conocimiento de la historia del rock, Xavier Valiño sorprende con datos que pueden resultar desconocidos incluso para el fan más acérrimo, y eso siempre es garantía de placer en la lectura.

Compartir el artículo

stats