El pasado 1 de Octubre celebramos el Día Mundial del Vegetarianismo (World Vegetarian Day), fecha fijada por la Unión Vegetariana Internacional hace más de 40 años. Y es que ser vegetariano en España ya no es una moda, es un estilo de vida que además cuenta con enormes beneficios para nuestra salud

Ante la demanda cada vez mayor de este tipo de cocina, los restaurantes han optado por variar sus cartas e introducir platos aptos para vegetarianos, como las dos hamburguesas gourmet que propone Timesburg: La Veggie, una burger ecológica de kale, garbanzo y trigo sarraceno con lechuga francesa, pesto casero y tomate a la parrilla, y La Beyondburg, elaborada con proteína vegetal y acompañada de mozzarella vegana, lechuga, tomate, cebolla fresca y kikos crujientes con salsa de soja. El éxito de ambas propuestas conquista tanto a veganos como a carnívoros.

Te puede interesar:

A diferencia de lo que mucha gente cree, ser vegetariano no es sinónimo de comer saludable ni estar sano/a, si bien es recomendada la ingesta de vegetales y frutas por encima de otros alimentos. La dieta ante todo debe ser variada, equilibrada y algo muy importante, planificada, de manera que no le falten los nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo y salud en general. Al no contar con proteínas de origen animal como lácteos, huevos o carnes, estas deben ser sustituidas por otras de origen vegetal que cumplan similar función, como las legumbres, la soja, la quinoa, los frutos secos o el tempeh, ricos todos en aminoácidos esenciales.

Pero no sólo la proteína, en una dieta vegetariana puede existir un déficit de hierro, reemplazable con alimentos que lo incluyen en mayor cantidad como las espinacas, el brócoli o las lentejas. Por último, la vitamina B12 sería uno de esos nutrientes que más dolor de cabeza provocan en los vegetarianos, que suelen recurrir a la espirulina o el alga chlorella entre otros, además de alimentos enriquecidos o suplementos que la contienen.