Delitos de fraude

Estopa, Antonio de la Rúa, tres peluqueros y un chef con estrella Michelin: más de 100 testigos para el juicio de Shakira

La artista colombiana está acusada de seis delitos contra la Hacienda pública por el impago de impuestos de la renta y del patrimonio en 2012, 2013 y 2014

Shakira.

Shakira. / EUROPA PRESS

J. G. Albalat / Alba Giraldo

Un total de 117 testigos están citados para declarar a partir del próximo lunes 20 de noviembre para el juicio de Shakira por presunto fraude fiscal. La artista colombiana está acusada de seis delitos contra la Hacienda pública por el impago de impuestos de la renta y del patrimonio en 2012, 2013 y 2014. Según ha podido saber El Periódico de Catalunya, del Grupo Prensa Ibérica, entre los citados se encuentran personajes populares, como los hermanos Muñoz (Estopa)Fernando Olvera, cantante de Maná, y Antonio de la Rúa, expareja de la cantante. El caso de los Estopa, por ejemplo, es por el servicio de su estudio de grabación.

Entre las personas citadas también se encuentra Hideki Matsuhisa, chef del restaurante de estrella Michelin Koy Shunka, Rossana Kluivert, esposa del exjugador del Barça Patrick Kluivert, y Marc Puig, representante de PUIG SL. Los llamados a declarar por parte de la acusación son personas que prestaron servicios a la cantante entre 2012 y 2014 para acreditar que vivía de forma regular en Barcelona durante esos años.

En la lista también se encuentran cuatro profesores de Zumba, dos de 'fitness', tres peluqueros, dos ginecólogos de la Clínica Teknon de Barcelona, vecinos de Gerard Piqué y Shakira en Esplugues de Llobregat y también del piso de la calle Muntaner del exfutbolista del Barça, así como el portero del edificio. Asimismo, camareros de algunos restaurantes y trabajadores de hoteles que ella frecuentaba, como un hostal de Cabrils y otro de Santa Coloma de Queralt.

Por su parte, la defensa de la cantante colombiana ha propuesto a Antonio William Mebarak, hermano de Shakira, algunos amigos de la cantante, sus representantes, sus estilistas, su coreógrafo, directivos de la discográfica Sony Music y el parte de la banda que la acompañaba durante sus giras.

Está previsto que el juicio contra la cantante colombiana se alargue durante 12 sesiones y que empiece el próximo lunes 20 de noviembre y finalice el 14 de diciembre en la Audiencia de Barcelona, en diferentes días. Además de los 117 testigos, están citados ocho peritos. En principio, está previsto que Shakira sea interrogada el primer día, es decir el lunes, tras las cuestiones previas, aunque la defensa podría solicitar que lo hiciera en último lugar. El tribunal, además, puede permitir a la artista colombiana solo asistir el primer día, cuando declare y antes de finalizar, cuando tendrá derecho a la última palabra.

La acusación

La fiscal Carmen Martín Aragón solicita en su escrito de acusación provisional ocho años y un mes de prisión y multas por un total de 23,8 millones de euros para Shakira (Isabel Mebarak Ripoll) por presuntamente haber defraudado a la Agencia Tributaria 14,5 millones de euros entre los años 2012 y 2014. La artista ya ha depositado el montante de la deuda con Hacienda y ha regularizado su situación ante la Agencia Tributaria, pagando miles de euros más para abonar los impuestos que le corresponde. Por esta razón, la fiscalía le aplica la atenuante muy cualificada de reparación del daño, lo que hace reducir la petición de pena en su conjunto.

La acusación pública sostiene que Shakira ha cometido seis presuntos delitos de fraude a Hacienda cometidos por el impago de impuestos de la renta y del patrimonio en 2012, 2013 y 2014, e individualmente se solicitan penas de un años a un año y seis meses. La fiscalía argumenta que la artista uso para defraudar un entramado societario, con ramificaciones en paraísos fiscales, y que simuló que vivía en el extranjero cuando en realidad lo hacía en Barcelona con el jugador de fútbol Gerard Piqué, del que ahora se ha separado.

La acusación pública precisa en su escrito que la mayor parte del tiempo estuvo en nuestro país y superó los 183 días que establece la ley para considerar que una persona es residente habitual en España y, por lo tanto, debe pagar sus impuestos aquí. La defesa cuestiona estos cálculos y solicita la absolución. En julio del año pasado, Shakira rechazó un acuerdo con la fiscalía para evitar el juicio, aunque ahora la situación puede haber cambiado.