16 de abril de 2008
16.04.2008
Vulnerables

Los aparatos Wi-fi pueden perder el norte

15.04.2008 | 15:36

Diversos aparatos como PDAs, ordenadores portátiles o los conocidos iPhone e iPod Touch de Apple pueden hacer uso de su capacidad Wi-fi para localizar su posición en un mapa. El resultado es algo parecido a un GPS aunque no en tiempo real, sino que se trata de un sistema que triangula la posición mediante distintos puntos Wi-fi y lo sitúan en una aplicación como podría ser Google Maps. Como nada parece invulnerable hoy en día, un departamento de investigación ha descubierto la forma de falsear los resultados.

El profesor Srdjan Capkun, del departamento de Ciencias Informáticas del Instituto Tecnológico de Zurich, llevó a cabo un ataque con éxito por una doble vía a estos sistemas de posicionamiento, según recogió Otr/press en la web del centro. En primer lugar, suplantó de un dispositivo Wi-fi y, en segundo, eliminó las señales inalámbricas de los puntos de acceso cercanos. De esta forma, creó la ilusión de que el aparato en efecto obtenía una posición, aunque era una completamente diferente a la que se encontraba en realidad.

Con este ataque, el profesor Capkun pretende señalar de forma concreta las limitaciones de los servicios de localización basados en señales w-lan públicas, así como las aplicaciones que los hacen funcionar. Aseguró, en este sentido: "dada la relativa dfacilidad de los ataques llevados a cabo, es evidente que el uso de los sistemas de localización, como el Skihook Wi-fi Positioning System (el que emplea Apple con sus aparatos) deberían estar restringidos en seguridad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine