22 de febrero de 2010
22.02.2010
EL TIEMPO

La lluvia y el viento provocan la caída de árboles y algunas inundaciones en Galicia

El fuerte viento mantenía hoy en alerta a casi toda la Península con rachas máximas que podrían alcanzar los 100 kilómetros por hora en Galicia donde se mantiene la alerta naranja.

22.02.2010 | 11:50
La lluvia y el viento provocan la caída de árboles y algunas inundaciones en Galicia

Los fuertes vientos y las intensas lluvias caídas en las últimas horas provocaron la caída de árboles en carreteras y calles de varios municipios gallegos y algunas inundaciones. Según los datos facilitados por el 112, estas incidencias no causaron problemas importantes. El servicio de emergencias apuntó que también se produjo un desprendimiento de piedras y tierra en Tui (Pontevedra).

En la provincia de A Coruña se localizaron árboles tirados en los ayuntamientos de Ames, Santiago de Compostela, Teo, Ordes, Ribeira, Zas y Boiro. Por su parte, cayeron árboles en la de Lugo en los municipios de Vilalba, Barreiros y Alfoz; en Orense, en Manzaneda y Boborás; y en Pontevedra, en A Estrada, Tui y Moaña.

Inundaciones
Por su parte, se registraron inundaciones en calles y bajos en las localidades coruñesas de Brión, Boiro, Noia --a última hora de ayer en el casco urbano-- y en Santiago de Compostela; así como en los municipios pontevedreses de Vigo y Moaña. En la capital gallega, en concreto, particulares alertaron al 112 de inundaciones en la zona desde la robleda de San Lorenzo hasta Vidán, así como en la zona de San Pedro.

Alerta naranja
El fuerte viento mantenía hoy en alerta a casi toda la Península con rachas máximas que podrían alcanzar los 100 kilómetros por hora (km/h) en la comunidad autónoma de Galicia donde la alerta era naranja (riesgo importante), según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Las únicas comunidades que permanecían sin alertas eran Valencia, Murcia y las Islas Canarias y Baleares, mientras que el resto de la Península sufría alertas por viento y lluvias. Las lluvias más intensas se concentraban en el sur y oeste de la Península con una acumulación de 40 milímetros cada 12 horas en Granada y Cádiz, al igual que en Cáceres. Además, durante la mañana se mantenía el riesgo en las zonas costeras de Almería, así como en el suroeste de Andalucía, unas alertas que alcanzarían el nivel de riesgo importante en el litoral gallego con fuerza 8 y mar de fondo del oeste en torno a 4,5 metros.

46 carreteras cortadas
Un total de 46 carreteras permanecían hoy cortadas al tráfico en la red secundaria mientras que en las vías nacionales los cortes se reducen a la N-323A, entre Granada y Montillana a causa de la lluvia en el kilómetro 84. Asimismo, en la A-2, a la altura de Torrejón de Ardoz, la circulación es difícil debido a un accidente que provoca las retenciones entre los kilómetros 25 y 34, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Cádiz era la provincia más afectada con 21 vías cerradas en su red secundaria. Los cortes afectan también a las provincias de Sevilla, Salamanca, Lugo, Granada, Cuenca, Almería y Avila. Por su parte, en Santa Cruz de Tenerife hasta seis carreteras se cerraron debido a los desprendimientos.

En cuanto a los puertos de montaña, se mantenían cerrados Lunada y Estacas de Trueba, en Cantabria, así como el puerto de Lunada, en la provincia de Burgos. El uso de cadenas era obligatorio en algunas zonas de montaña de Segovia, León y Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook