La sanidad gallega se alía con el planeta

El programa de resonancia magnética móvil acerca estas pruebas al paciente, ahorrándole tiempo y evita emisiones de CO2 –más de 2.200 toneladas desde 2006–

La doctora Mercedes Arias, dentro de una unidad móvil de resonancia magnética.

La doctora Mercedes Arias, dentro de una unidad móvil de resonancia magnética. / Javier Teniente

El sistema de resonancia magnética móvil del Sergas ha facilitado el desplazamiento a más de 200.000 pacientes desde su puesta en marcha hace diecisiete años. Se trata de un servicio pionero –y, de momento, único en la sanidad pública española– que desde 2006 ha ahorrado la emisión de más de 2.206 toneladas de CO2 al evitar el desplazamiento de los pacientes que viven lejos de los hospitales de referencia, al acercar esta prueba diagnóstica a los siete hospitales comarcales gallegos. Esto equivale a 14 millones de kilómetros, o lo que es lo mismo, a 367 vueltas completas a la Tierra. Sólo el pasado año, este servicio realizó 20.000 pruebas diagnósticas.

Según la doctora Mercedes Arias, jefa de la Unidad de Diagnóstico por Imagen, gestionada por Galaria, el sistema sanitario contribuye a un 5% por ciento de la producción de gases invernadero, de los cuales, el 10% procede de las técnicas de imagen, por lo que el sector sanitario sería el equivalente al quinto país del mundo más contaminante. “Es un programa que pretende facilitar la vida a los pacientes, pero que también contribuye con la salud del planeta”, afirma la doctora Arias, que presentó los logros de este sistema en el último Congreso de la Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA, por sus siglas en inglés), el encuentro más importante del mundo de esta especialidad, que reunió a más de 4.500 profesionales en radiodiagnóstico.

“Este sistema procura que los pacientes tengan acceso a la técnica de la resonancia cerca de donde viven, en los hospitales comarcales, sin que tengan que desplazarse hasta su hospital de referencia, lo que les ahorra kilómetros en desplazamiento y tiempo, evita accidentes de tráfico y contribuye a reducir las emisiones de emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera”, añade la jefa de la Unidad de Diagnóstico por Imagen del Sergas.

El sistema de resonancia magnética móvil está integrado por tres camiones, que transporta cada uno una unidad de resonancia de alto campo y al personal –un profesional técnico y otro de enfermería–, que al menos una vez al mes en alguno de los siete hospitales comarcales, situados en Cee, Ribeira, Burela, Monforte, Verín, O Barco de Valdeorras y Vilagarcía de Arousa. Además, estas unidades también sirven de apoyo a los hospitales de referencia cuando la demanda en los comarcales así lo permiten. Estos días, por ejemplo, una de estas unidades se encuentra realizando pruebas diagnósticas en el Hospital Meixoeiro de Vigo.

Telerradiología

Este mismo año, además, el Sergas renovó los equipos de las unidades móviles del servicio de telerradiología, incorporando avances que permiten obtener imágenes de mayor calidad con un tiempo menor y pasando de un habitáculo de 60 a 70 centímetros de diámetro, mejorando así el confort de los pacientes. Esta renovación le ofrece una tecnología pionera a los pacientes de los hospitales comarcales, igualando sus condiciones frente a usuarios que tienen cómo centro de referencia hospitales más grandes. “La calidad, resultados y prestaciones de cualquiera de las resonancias realizadas en estas unidades son iguales, incluso mejores, que las de las que están instaladas en los hospitales”, afirma la doctora Arias, quien destaca la buena acogida que tiene este servicio móvil entre los pacientes gallegos.

En el CSNA de Chicago el doctor Alfonso Iglesias analizó también las variantes anatómicas y cambios fisiológicos en la próstata, que pueden dificultar la correcta interpretación de un estudio de RM de esta glándula masculina, así como otras patologías menos prevalentes a considerar cuándo si hace esta prueba. El equipo de esta unidad muestra casos propios con imágenes de resonancia magnética buscando mejorar la caracterización de estos hallados al interpretar la resonancia magnética de próstata y su diagnóstico diferencial con el cáncer y realizar de este modo una correcta interpretación de la prueba.