Incendios forestales

El fuego de La Palma destruye gran parte de las instalaciones de la reconocida bodega El Tendal

"Esto es dramático", asegura Diego Ballesteros, el dueño de una marca de vinos de gran prestigio

Ramón Pérez

El incendio que comenzó en El Fayal de Puntagorda, en la isla de La Palma, se ha llevado por delante una veintena de viviendas, decenas de cuartos de aperos y bodegas tradicionales, pero también uno de los referentes de la comarca noroeste de la Isla: la bodega El Tendal. Es una marca reconocida en La Palma y fuera de ella, que las llamas arrasaron completamente dejando sus instalaciones devastadas por las llamas.

Su propietario, Diego Ballesteros Magán, creó esta marca amparada bajo la denominación comercial de Bodega Castro y Magán, en el verano de 1997. El y su esposa, Nancy Castro Rodríguez, son enólogos de formación y apostaron por esta comarca y la creación de este producto. Ahora lo han perdido todo. "Esto es dramático", se lamenta Diego. "Estábamos intentando salvar la casa, pero donde estaba la bodega ardió todo", detalla.

La pérdida también es irreparable para los cultivos. De cinco parcelas, cuatro han quedado calcinadas, poniendo en riesgo la continuidad de esta marca. Esta es una situación que le hace mostrar preocupación por el futuro de estos emprendedores, ya que "La Palma ahora no está bien y no es nada fácil", dice refiriéndose a la necesidad a volver a empezar de cero. Y es que pone de relieve las dificultades para proteger las viviendas y edificaciones situadas entre los pinos. "En La Palma hay un problema", se lamenta, "porque todo es espacio natural protegido o Reserva de la Biosfera". Y es que subraya que las autoridades "no se acuerdan que la gente también vive aquí pero no dejan cortar pinos".

Las quejas del propietario

"hay muchos pinos emblemáticos que no se pueden cortar", pero añade que "la gran mayoría no tienen ningún valor"

Las labores de extinción se concentraron en un primer momento en salvar varias casas

El alcalde de Tijarafe, Marcos Lorenzo, lamentó la destrucción de la bodega de El Tendal, "un referente de la comarca". "Se trata de una empresa familiar en la que se ha invertido mucho esfuerzo y sacrificio económico". Además, el alcalde matizó que son "unos vinos maravillosos que estoy convenido de que dentro de poco podrán volver a producir. En estos momentos hay que enviarles solidaridad y apoyo".

El alcalde de Puntagorda, Vicente Rodríguez, señaló por otro lado "la lucha titánica increíble" de sus vecinos para salvar sus viviendas. Recuerda con emoción cómo "el fuego estaba en medio de las viviendas, con muchas de ellas ya ardiendo". "Los daños van a ser cuantiosos", concluyó.