Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Darias asegura que Sanidad se coordinó con Galicia para atajar el brote de gripe aviar

La revista “Nature” se hace eco del estudio sobre la cepa del virus hallado en los visones de Carral

Gaviotas sobre la granja de Carral afectada, en una foto de la Fundación Franz Weber. CARMELA FERNÁNDEZ

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró ayer que hubo la “máxima coordinación” entre su departamento y el de Agricultura, Pesca y Alimentación para “monitorizar y vigilar” el brote de gripe aviar detectado el pasado mes de octubre en una granja de Carral (A Coruña).

A preguntas de los medios de comunicación, la ministra incidió en que “el lema” seguido entre su ministerio y el de Agricultura ha sido “monitorizar y vigilar”. “Es una de las grandes lecciones que hemos aprendido de la pandemia por la COVID-19 ante cualquier brote”, añadió Darias, quien en esa “máxima coordinación” entre ministerios también pidió “seguir atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias”.

La revista “Nature”, una de las más prestigiosas en el ámbito científico, ha publicado un artículo sobre el brote de gripe aviar en Galicia. “El brote de gripe aviar en el visón genera preocupación por la propagación en las personas”, titula la publicación, que recaba la opinión de varios expertos. Wendy Puryear, viróloga de la Universidad de Tufts en Massachusetts (EE UU), señala que la cepa hallada, que contiene una mutación vinculada a la transmisión entre humanos, presente también en la gripe A pandémica de 2009, coloca a la gripe aviar en “territorio desconocido”.

“Los investigadores han advertido que, sin precauciones cuidadosas, la enfermedad podría eventualmente propagarse entre las personas”, destaca la publicación. Otro de los científicos consultados, el especialista en enfermedades infecciosas William Schaffner, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt (EE UU), destaca que las medidas tomadas para evitar que la nueva cepa se propagase más allá de la explotación parecen haber sido “vigorosas, integrales y exitosas”.

Expertos internacionales han dado la voz de alarma tras el estudio científico, adelantado por FARO el pasado sábado, que describió el brote de gripe aviar declarado en octubre pasado en una granja de visones de Carral (A Coruña), un virus “altamente patógeno” que tenía la mutación clave de la cepa que provocó la gripe A pandémica de 2009. “Estamos jugando con fuego”, ha advertido en sus redes sociales la viróloga veterinaria neerlandesa Marion Koopmans, asesora de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otro lado, la fundación medioambiental Franz Weber emitió un comunicado en el que citó el estudio científico sobre el virus “altamente patógeno”, que adelantó FARO el pasado sábado, y aseguró que la institución “lleva dos años advirtiendo que aves infectadas pueden acceder a la práctica totalidad de instalaciones gallegas”.

La Fundación Franz Weber, que aporta una fotografía en la que se ven decenas de gaviotas sobre la explotación de Carral, reclama un “cierre sanitario” de las 24 granjas de visones americanos de Galicia.

Los naturalistas recalcan que ya durante primer periodo de la pandemia de COVID-19, “más de la mitad de los recintos de Galicia notificaron focos de este coronavirus, constituyendo una amenaza evidente para la salud pública, sin que existiera una verdadera transparencia acerca de los protocolos de seguridad”, señala la entidad.

"La entrada de otros animales, como gatos, también es habitual, realizando su vida en el interior de las granjas con total tranquilidad, por lo que los contagios interespecie podrían multiplicarse de una forma muy sencilla y si no se ha producido parece más una cuestión de azar que de la robustez de las seguridad de las instalaciones", argumenta la Fundación Franz Weber. 

Compartir el artículo

stats