Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mikel Lejarza: “La historia de El Lobo nunca tuvo que haber visto la luz”

Fernando Rueda confiesa que “la amenaza que tiene El Lobo sobre él es ahora más arriesgada que antes” de que ETA dejara las armas | Podría matarlo un anónimo

Fernando Rueda y Victor Blanco. | // RICARDO GROBAS

Imagínense que James Bond fuese real y que ustedes acudiesen a la presentación de su libro y pudiesen hablar con él a través de un teléfono. Algo similar ocurrió ayer en Club FARO. Si hay un nombre de espía en España conocido por gran parte de la población ese es El Lobo, el agente que infiltrado en ETA casi desmantela la banda en los años 70, antes de que llegasen los años de plomo, los más duros del grupo terrorista. Su historia hasta sirvió al director Miguel Courtois para una película interpretada por Eduardo Noriega. Ayer, el agente que la inspiró, Mikel Lejarza, El Lobo, conversaba con los asistentes a Club FARO vía conversación telefónica en abierto. Fue a través del periodista y escritor Fernando Rueda que presentó el último libro de ambos: “Secretos de confesión”. En la charla, el propio Lejarza admitió: “La historia de El Lobo nunca tuvo que haber visto la luz”.

Presentado por el periodista de Onda Cero Victor Blanco, Fernando Rueda mostró una entrevista filmada previa con El Lobo donde este explicaba que “cuando un agente cumple una misisón importante, es un agente quemado. Te conviertes en una nebulosa, en una sombra”.

De ahí que desde que fue descubierto (“por una traición”, señaló en Club FARO) hasta ahora haya luchado por mantenerse con vida pero también trabajando en la esfera de los servicios secretos.

Precisamente, el nuevo libro “Secretos de confesión “ (con Roca Editorial y que tiene ya una segunda edición) relata a las lectoras y lectores que fue de este hombre en estos últimos años, a modo de segunda parte de una primera obra, también escrita por ambos, “Yo confieso”, que va ya por la octava edición.

En esta ocasión, ha motivado la publicación de la nueva entrega que se cumplen 50 años de la Operación Lobo, “el mayor éxito en la lucha contra la banda terrorista ETA”, según destaca Rueda en la publicación. En la misma, añade que Lejarza es “el agente negro más antiguo y de mayor prestigio en la historia de España”.

Pero el libro se fija en esta ocasión en la familia del agente, en algunas de las personas que trabajaron con él como Alberto Saiz, exdirector del CNI.

Respecto a la familia, fue revelador escuchar a Fernando Rueda que se entrevistó con una hermana del agente secreto y que esta le confesó que un novio la dejó porque “tenía miedo” de que les pasase algo. Para entender esta frase, hay que recordar que cuando trascendió que Miguel Lejarza era un infiltrado de los servicios españoles en ETA aparecieron en su pueblo y otras partes de Euskadi carteles en los que se pedía colaboración ciudadana para encontrarlo. El fin era acabar con su vida. De hecho, en la charla se recordó que durante años cada terrorista de ETA recibía una bala especial de plomo que debíareservar para un hipotético encuentro con El Lobo en el que debería matarlo.

En la conferencia, se explicó que algunos familiares suyos recibieron presiones del entorno abertzale. En una ocasión, un etarra cambió su actitud hacia una de sus hermanas portándose de forma más educada tras aparecer él con heridas de la cabeza, lo que deja entrever el modo de trabajar del agente.

Lamentó no estar ayer en mejores condiciones o acudir personalmente a Vigo. Sí participó en la presentación del libro en Madrid rodeado de escolta, ya que aunque ETA ha abandonado la lucha armada desde el CNI le indicaron que sigue corriendo peligro de muerte. “La amenaza que tiene El Lobo sobre él es ahora más arriesgada que antes”, indicó para apuntar que podría matarle alguien del entorno de los terroristas pero también un anónimo.

Un espía que casi acaba con ETA que desea venir a Vigo para ver las luces de Navidad

Esto le aconteció a un a gente infiltrado en el IRA que apareció asesinado con un tiro de escopeta ocho años después de que la organización irlandesa depusiera las armas; al tiempo que se recordó también lo acontecido a Salman Rushdie este verano.

En su charla con los asistentes a Club FARO, El Lobo confesó que le gustaría visitar Vigo para ver las luces de Navidad, para comer una buena langosta, tomarse un godello y unos pimientos de Padrón. A preguntas del público vía teléfono y en directo, El Lobo indicó que se sentía “liberado” por escribir este libro que le ayudó a “soltar lastre”. También añadió que “lo importante en la vida es luchar, pelear, es lo que yo hago” para indicar que no le importaría morir “con las botas puestas”.

En cuanto a las expectativas de futuro y económicas, reconoció que “siempre” recibe “ayuda”, sin concretar en qué consiste ni de dónde procede (¿quizás fondos reservados? fue una pregunta en silencio que se hizo parte del público). El Lobo confesó que participó en la conversación telefónica con los asistentes a Club FARO porque “sé que para Fernando (Rueda) Vigo es una plaza a la que le tiene un cariño especial. He estadomuchas eces en Vigo”.

Fernando Rueda, que ya había visitado Club FARO en otras ocasiones, está considerado el máximo especialista español en asuntos de espionaje. Colaborador del programa “La rosa de los vientos” de Onda Cero, es también profesor en la Universidad Villanueva y escribe artículos para “The Objective”.

Hasta el momento ha escrito 18 libros en los que se incluye ficción pero también periodismo de investigación.

Entre los diferentes títulos publicados, figuran “Yo confieso”, un bestseller que firmó también con Mikel Lejarza; “Las alcantarillas del poder” o Al servicio de su majestad”.

Compartir el artículo

stats