La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer del temprano inicio de la epidemia de gripe estacional en Europa en un contexto de aumento del virus respiratorio sincitial (VSR) y mientras aún no se ha erradicado la pandemia de coronavirus.

“La región está experimentando una circulación creciente de gripe y de VSR. Junto con el COVID-19, se espera que estos virus tengan un alto impacto en nuestros servicios de salud y poblaciones este invierno”, señaló en un comunicado el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

Kluge resaltó la importancia de que los grupos vulnerables se vacunen tanto contra la gripe como el coronavirus y recordó que la gripe de tipo A provoca enfermedad severa en la mayoría de la población anciana o con enfermedades crónicas.