Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos jóvenes denuncian pinchazos mientras disfrutaban de la noche de Nigrán y A Coruña

La mujer del Miñor sufrió un desmayo en las fiestas de Playa América tras sentir una punción en el brazo, pero el análisis no detectó la presencia de sustancia tóxica alguna

Jóvenes en una discoteca, en una imagen de archivo. FdV

La Policía investiga en Galicia los dos posibles primeros casos de sumisión química de la comunidad. Dos jóvenes, una en Nigrán y otra en A Coruña, han denunciado dos pinchazos mientras disfrutaban del ocio nocturno. Solo denuncian el pinchazo, no intento de agresión sexual. La joven de Nigrán sintió una punción en el brazo y la joven de A Coruña tras desmayarse al salir de una discoteca advirtió que tenía una marca sospechosa en su tobillo.

En la tarde de ayer, una mujer joven presentó una denuncia en Nigrán tras haber recibido un presunto pinchazo durante la noche del martes en las fiestas de la zona de Praia América. Según la diligencia a la que ha tenido acceso FARO, la mujer, de la que no ha trascendido edad ni procedencia, comenzó a marearse y sentirse indispuesta tras haber sentido una punción en el brazo. Inmediatamente después, acudió a los servicios sanitarios presentes en la zona que la llevaron al PAC del Val Miñor. Desde ahí, los médicos decidieron derivarla al hospital Álvaro Cunqueiro para someterla a un análisis y tratar de ratificar si en su sangre había presencia de alguna sustancia química nociva. Los resultados fueron que su organismo estaba limpio.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil de Pontevedra aseguran que la joven no sufrió ningún daño mayor excepto el malestar y que tampoco se identificó a ningún agresor potencial en la zona. Tampoco ella denunció ningún tipo de agresión sexual, no así el pinchazo. En la noche del miércoles, la denuncia todavía no había llegado al juzgado de guardia de Vigo, competente en este ámbito.

Ni Guardia Civil, ni Policía Nacional, ni Policía Local tienen constancia de ningún pinchazo más en el área de Vigo. Sin embargo, hay una suerte de psicosis colectiva. En las últimas horas han circulado diferentes rumores de varios casos de sumisión química con este método.

En A Coruña, una joven presentó una denuncia tras desmayarse el pasado sábado, de noche, a las puertas de una discoteca de la ciudad. La joven, que se desvaneció tras salir de un local de ocio, expuso en su denuncia que se encontraba con su grupo de amigas cuando perdió el conocimiento. No notó ningún pinchazo, pero la situación actual, con decenas de casos denunciados en otras ciudades de España, le llevó a inspeccionar su cuerpo cuando estaba en el hospital, a donde fue trasladada. Encontró una marca en el tobillo que podría haber sido provocada por un pinchazo. La investigación se centra ahora en saber si a la joven se le suministró alguna sustancia.

Compartir el artículo

stats