Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rufus Wainwright Cantautor

“Lo más complicado en la vida ahora es el negocio musical; impresionar al público”

“Cuanto más éxito, más difícil es mantenerlo; tener una hija no es tan duro”, reflexiona el artista que actúa este sábado en Vigo

Rufus Wainwright es ya una leyenda de la música contemporánea. Tony Hauser

Asegura Rufus Wainwright que Judy Garland (“El mago de Oz”, “Ha nacido una estrella”, “El juicio de Nuremberg”) es una “leyenda” y que “su legado va más allá del cine y la música”. Es por ello que en 2007 publicaba “Rufus does Judy at Carnegie Hall” como tributo al concierto que la artista había ofrecido en 1961. Este mismo mes ha salido “Rufus does Judy at Capitol Studios”, una grabación íntima con las canciones que hicieron famosa a Garland, con motivo del centenario del nacimiento de la estrella.

Sin embargo, no es este homenaje el que trae a Rufus de gira a España –este sábado actuará en el Teatro Afundación dentro de los Concertos do Xacobeo–, sino su último disco con temas propios, “Unfollow the rules”. Sobre él conversa en esta entrevista realizada por Zoom donde habla con luminosidad de ser padre, de la dureza del negocio musical y del poso que le dejó haber sido víctima de violencia sexual.

–-En el tema “Unfollow the rules” usted señala “No me des lo que quiero sino lo que necesito”. ¿Cómo mantener el equilibrio entre lo que queremos, necesitamos y se supone que tenemos que hacer?

–Específicamente se refiere a algunos de mis primeros álbumes “Want” y “Want 2” cuando quise publicarlos, conquistar el universo y hacer mi marca. Ahora soy un poco más viejo y tengo hijos, me he dado cuenta de que me debo fijar en mí y que a quien necesito es a ella (su hija). La canción va de hacerse mayor y tratar con gente joven para sentir sus necesidades.

–¿Es criar a una niña lo más difícil en el mundo ahora para usted?

–No, es muy simple, quiero decir que es algo básico, tienes que estar presente, dar amor. Lo más complicado ahora es estar en el mundo de los negocios musicales: impresionar al público con lo que ofrezco. Cuanto más éxito, más complicado es mantenerlo. Eso es lo más complicado ahora, tener niños no es tan duro.

–Cuénteme algo sobre el tema “Only the people that love”. ¿Está preocupado por la situación de guerras actual en el mundo?

–Estoy muy preocupado pero tengo que decir que ahora estoy andando por Londres, es un día soleado y precioso, estoy en Hyde Park... El mundo aún es muy bello. Por muy negativo que llegue a ser y por muy deprimente que todo pueda serlo, lo realmente importante es disfrutar cuando puedas. El mundo sigue siendo un lugar maravilloso, así es como me siento ahora.

–¿Está usted contento con Biden, en cómo se las está arreglando?

–Soy un fan de Biden, aprecio su pasión, bondad, su naturaleza delicada que creo que es muy simbólica de la América de ahora. Creo que la gente razonable es bastante frágil por lo que conecto con ese símbolo. Tristemente, no sé si es el hombre correcto en este momento para luchar contra los demonios de la República y el colapso de la sociedad occidental. Definitivamente, es un asunto complicado.

–¿Cómo le ha afectado el fallecimiento de su madre?

–Cuando mi madre se estaba muriendo, alguien me dijo: “Mira Rufus; tu madre habla para sí misma”. Yo respondí: “Mi madre está conmigo más de lo que ha estado antes”. Después de fallecer, ella se ha vuelto más presente en mi vida con su espíritu, su fantasma... y en la cara de mi hija. No hay posibilidad de escapar de mi madre.

–¿Cuáles fueron los mejores consejos que le facilitó?

–Básicamente, el mejor fue “Céntrate en tu mano izquierda” (risas).

–En la izquierda, ¿por qué?

–Para tocar el piano. Pero la mano izquierda es la más importante en la vida.

–En algunos temas habla de la soledad, ¿disfruta ahora más de ella que antes?

–Aprecio ahora mucho mi tiempo en soledad. Mi marido, hija y yo nos quedamos meses y meses en casa en esta pandemia así que por eso ahora soy feliz paseado por Hyde Park. Ahora aprecio más la soledad.

–Perdóneme si le incomodo. Leí que de joven, una noche fue víctima de agresión sexual. ¿Qué consejo le da usted a la gente que se encuentra ahora lidiando con una situación así?

–Es algo que te queda para toda tu vida. Fue muy terrible pero lo que aconsejo es intentar considerarlo en tu vida como un objeto que existe pero que debes cubrir.

–¿Qué se dice a sí mismo en un mal día?

–Hay que ser agradecido, especialmente por lo que ocurre ahora en Ucrania, en el mundo, con el medio ambiente. Te tienes que concentrar en los regalos del momento. Lo más importante es estar agradecido por lo que tienes y después puedes pensar que puedes salvar el mundo para darte cuenta de que no.

–¿Usted es de los que cree en Dios o en el universo?

–Definitivamente, no soy un ateo, más bien soy agnóstico. Creo que hay algo. En todo caso, creo que, en el fondo, soy un pagano.

–Usted va a actuar en Vigo, Galicia. ¿España es un país más en su lista?

–España no es como cualquier otro sitio en el mundo, como Vigo no es cualquier lugar en España. La comida es asombrosa y es más tormentoso, gris, pero me gusta eso. Lo más importante de España es la comida. Suelo engordar unas cinco libras (2,27 kilos).

Compartir el artículo

stats