Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los productores gallegos claman contra la ley audiovisual: “Es nuestra desaparición”

Aseguran que la enmienda que beneficia al duopolio televisivo en detrimento de las productoras independientes invalida los avances que incorporaba la nueva normativa

Momento del rodaje de una serie en Galicia. | MARTA G. BREA

Ni el fondo ni las formas. Los productores gallegos de cine arremetieron ayer contra la nueva ley audiovisual que el Gobierno consiguió sacar adelante ayer gracias a la abstención del PP. “No quieren que quedemos ni un solo creador”, se lamentó ayer Julio Casal, productor de Ficción Producciones, responsable de series como “Operación Marea Negra”.

El PSOE introdujo una enmienda de última hora que beneficia al duopolio televisivo frente a las productoras independientes. Se trata de la enmienda técnica 110, que cambia la definición de productor independiente y abre la puerta a que las grandes cadenas puedan crear sus propias productoras, para así contratarlas como independientes, en una manera cubrir el cupo que marca la ley y al mismo tiempo de acceder a los fondos públicos destinados a la producción audiovisual.

Incluso los socios del Gobierno, Unidas Podemos, registró el día anterior a su presentación en el Congreso de los Diputados, junto a ERC y EH Bildu, una enmienda para devolver el sentido original al texto, y a lo largo de todo el día de ayer se produjeron negociaciones sin que el PSOE accediera a aceptar el nuevo cambio. Ni siquiera la protesta de los productores ni el manifiesto subscrito por más de 350 creadores y trabajadores de cine y televisión, entre ellos Pedro Almodóvar, Paco León, Icíar Bollaín, Benito Zambrano y Antonio Resines, en el que califican este cambio en el texto como “la sentencia de muerte para la industria audiovisual española tal y cómo la conocemos”, hicieron cambiar de postura al grupo socialista.

Es la primera vez en la historia que todas las productoras, desde los más grandes a las más pequeñas, firman un manifiesto y le ha traído al pairo”, afirmó Alfonso Blanco, Fisco, de Portocabo, para quien la nueva ley supone una “concesión irresponsable” a los grandes grupos audiovisuales.

“La base de toda ley audiovisual es proteger la excepción cultural y la figura del productor independiente, que es el corazón y el músculo del sector. Flexibilizar su definición para que productoras propiedad de canales de televisión puedan competir con nuestras armas de ayudas públicas y de créditos fiscales es colocarnos a los pies de los caballos. Si no se nos encargan trabajos, no sobreviviremos y ¿para qué van a encargarnos algo si tienen sus productoras con las mismas ventajas que nosotros? Es una ley que nos va a hacer un daño gigantesco a medio plazo”, planteó.

El productor advirtió del error que supone mermar el tejido industrial audiovisual y dejar que España sea simplemente un plató de cine para las grandes superproducciones. “Que vengan a rodar de fuera está muy bien, pero paralelamente tiene que haber una industria propia que desarrolle contenidos que hable de lo que somos como país. Es esta industria la que genera el tejido cultural y el talento, además de riqueza económica. Si no tenemos esto, no eres un sector; eres algo que da servicios a otros”, explicó el productor de series como “Hierro” y “Auga seca”.

En su opinión, este cambio de última hora nunca estuvo sobre la mesa de las negociaciones con el sector e invalida todos los avances que contemplaba la norma. “España siempre fue un país que protegía poco a sus productores, y no hablo de subvenciones, y esta nueva ley parecía que iba a remediarlo, pero con este cambio todo esto queda en nada”, afirmó.

Julio Casal - Ficción Producciones “Me parece un sinsentido y un atraco en la forma de proceder”

decoration

En idénticos términos se expresó Julio Casal, de Ficción Producciones. “Me parece un desastre, un sinsentido y un atraco en la forma de proceder porque hasta ahora, todas las leyes que afectan al ámbito industrial se contrastaban con el sector en concreto y, cinco días antes, y de forma oculta se modifica el artículo 110.1, que amenaza con hacer desaparecer a los pocos productores independientes que quedamos y que incumple la normativa europea, por lo que tendrá unas consecuencias legales para las arcas españolas”, aseveró.

Casal, que participó en la protesta del miércoles ante el Congreso, aseguró que tratar de echar atrás la ley era una lucha de David contra Goliat. “Llevamos todo el día intentando contactar con los diferentes representantes políticos, pero no vemos ni el mínimo interés ni el mínimo apoyo”, se lamentó.

Criticó que el Gobierno sentencie a los productores independientes para beneficiar a las grandes cadenas, permitiéndolas crear sus propias productoras. “Las cadenas de televisión tienen una licencia gratuita en estado de duopolio y, a cambio de esta licencia, que les genera un negocio millonario, tienen el compromiso de invertir un 7% en productos audiovisuales nacionales de productores independientes. Suprimir esto genera no solo que produzcan a través de sus productoras superpuestas como venía pasando, sino que pueden acceder a los fondos públicos, lo cual consideramos no solo grave, sino que genera una desigualdad enorme para la competitividad”, comentó.

Ignacio Vilar - VÍa Láctea Filmes “Nos sacrifican por apoyar a las grandes cadenas y plataformas”

decoration

Ignacio Vilar, director y productor de Vía Láctea Films, calificó de “demencial” la nueva normativa. “Es una ley que va en contra del cine independiente y que no favorece el desarrollo de una industria audiovisual en España. Va en contra de los intereses del país. Primero, porque se cepilla al productor independiente y después, porque permitirá que las productoras de los grandes grupos accedan a las pocas ayudas públicas que hay. Nos sacrifican por apoyar a las grandes cadenas y plataformas”, criticó.

Según el cineasta, la nueva ley va en contra de su propia razón de ser, que es proteger la diversidad cultural. “El público no va a ser libre para elegir qué tipo de películas o de series quiere ver porque solo favorece a un tipo de cine y esto va en contra de toda ética”, afirmó.

Alfonso Blanco - PORTOCABO “Es una ley que nos va a hacer un daño gigantesco a medio plazo”

decoration

El director de títulos como “A esmorga” y “María Solinha”, tampoco recoge que el Estado español tampoco protege las lenguas oficiales minoritarias del Estado. “Al contario, va en contra de esta diversidad idiomática, que es una riqueza que tiene España”, argumentó.

Los productores anuncian que recurrirán la ley ante Europa y se muestran convencidos de que la Justicia les dará la razón. De ello también depende la supervivencia del sector, aseguran.

Compartir el artículo

stats