Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

8M: Día Internacional de la Mujer

Los retos del feminismo: diálogo y conseguir la igualdad plena

“Centrarse en lo común y no en lo que busca dividir”, defienden expertas gallegas que luchan desde hace años por los derechos de la mujer y por una sociedad “más justa y democrática”

Manifestación del 8M del año 2020 que transcurrió por las calles de Vigo MARTA G. BREA

Poner el foco en la violencia machista, en las redes de trata de mujeres y niñas, en las desiguales condiciones en el mundo laboral (menores salarios, segregación, condiciones...), conseguir más representación femenina en estudios y profesiones digitales para que no exista sesgo de género en videojuegos y demás productos TIC, por ejemplo. Avanzar en la coeducación de niños y niñas, priorizar las necesidades de las mujeres que están en una posición vulnerable, conseguir más presencia femenina en cargos de responsabilidad o lograr que más hombres apoyen la causa feminista, que aboguen por una igualdad real. En todos estos puntos coinciden las participantes en este reportaje con motivo del 8M, destacadas mujeres gallegas, expertas en sus respectivos ámbitos.

Sin convocatoria de huelga para la jornada del martes, Día Internacional de la Mujer, y con división en la llamada para manifestarse en ciudades como Madrid, el movimiento feminista llega a 2022 con diferencias internas, provocadas principalmente por la “Ley Trans” o por el reciente vínculo del 8M con un ‘No a la guerra’ en Ucrania por parte de Podemos. La “Ley Trans” ha sido uno de los principales puntos de desencuentro entre PSOE y Podemos como consecuencia de la inclusión en el texto de la autodeterminación de género.

Más allá de posicionamientos políticos, las mujeres consultadas en este reportaje defienden la defensa de los puntos que todas tienen en común, la aplicación de la agenda feminista basada en la teoría y la historia del feminismo. “El debate es necesario para aclarar ideas y conceptos. Y debemos defender lo común, que es mucho, y eso depende de la unidad de acción. Mantener una actitud constructiva y dialogante y evitar debates que pueden debilitar el movimiento y en los que puede haber otros intereses”, apuntan las participantes en esta reflexión conjunta.

Soledad Torres

“La mayoría de los productos TIC los desarrollan hombres”

Soledad Torres - Ingeniera (Cátedra Feminismos 4.0)

decoration

Para Soledad Torres, ingeniera y experta de la Cátedra de Feminismos 4.0 de la Universidade de Vigo (junto a Coral del Río, Águeda Gómez o Carmela Silva, que también participan en este reportaje), mantener la actividad del movimiento feminista se logrará: “no cayendo en el error de pensar que ya está todo conseguido”. “Sigue habiendo violencia, sigue habiendo injusticia y desigualdad. Y no olvidando que no basta con salir un día al año a la calle a gritar consignas: el feminismo lo tenemos que defender todos los días y en todos los frentes: en casa, en el trabajo, en la calle, en el aula, en el bar... Y recordando también que todas las personas tenemos el sexismo dentro, porque hemos sido educadas en una sociedad sexista”, argumenta Torres.

Cree que un pilar fundamental es la educación: “tiene la tarea clave de contrarrestar los mensajes sexistas que cada vez llegan más fuerte desde todas partes, incluyendo la extrema derecha”. “No basta con que venga alguien al aula a dar una charla, es imprescindible involucrar a todo el profesorado, desde infantil hasta la universidad, para introducir el feminismo de forma transversal en todos los contenidos que se imparten. Para eso hay que vencer muchas resistencias que hay aún en los claustros”. En cuanto a la representación de las mujeres en profesiones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas), Torres explica: “es la pescadilla que se muerde la cola”. “En los equipos de trabajo y de decisión de las empresas TIC las mujeres somos clara minoría (un 10% aprox.), como consecuencia, las soluciones y productos que se desarrollan no se ajustan a nuestras necesidades, no nos interpelan ni nos atraen. Así, las usamos menos y raramente nos vemos participando en su desarrollo. Y las pocas que, desafiando estereotipos se lanzan a programar videojuegos o desarrollar algoritmos de inteligencia artificial, terminan trabajando en entornos hipermasculinizados donde su carrera profesional tiene muchos más obstáculos que la de sus compañeros hombres”, cuenta Torres.

Águeda Gómez

“O noso compromiso coa axenda feminista non decaerá”

Águeda Gómez - Unidade de Igualdade da UVigo

decoration

“Creo que as mulleres que conforman a sociedade civil, algunhas máis organizadas e activistas e outras menos, temos un compromiso coa axenda feminista imparable que non vai decaer pois son os aires deste novo tempo”, expresa Águeda Gómez, responsable da Unidade de Igualdade da Universidade de Vigo. Como recuperar a unidade do movemento debido ás diferenzas pola “Ley Trans”, prostitución...? “Creo que corresponde á clase política que lidera as políticas de igualdade amosar esa vontade política, construir espazos de encontro, emprender un diálogo construtivo e libre de crispación e exclusión e acordar unha axenda común feminista a partir da teoría e historia feminista. Isto serviría para que os medios de comunicación se fagan eco deste espazo común de reflexión e poida ir calando nas organizacións e sociedade civil: que as mulleres feministas estamos a traballar xuntas”, apunta Gómez.

En canto á equiparación de salarios e o teito de cristal en postos de mando, Gómez considera que é determinante que se resolva a inxusta fenda de coidados que aínda prevalece na sociedade a través de políticas públicas que faciliten a conciliación corresponsable: “o coidado é un problema de Estado ao máximo nivel”. “Tamén deberiamos mudar os mandatos de socialización sexista e acabar coa chamada ‘Lei do agrado’ e ‘Lei da modestia’ para as mulleres e coa ‘pedagoxía da crueldade’ nos homes, que os impide empatizar coas mulleres en todos os aspectos da vida”, expresa Gómez. En relación á unión dos homes á causa: “o feminismo é unha cuestión de dereitos humanos e xustiza social”. “Só teñen que trasladar estes compromisos éticos e políticos á metade da humanidade, que somos as mulleres, e tratarnos como seres humanos igual que a eles, abandonando os seus privilexios patriarcais, tanto no persoal como no ámbito do poder (político, relixioso, académico, científico, mediático, cultural...).

Rita Radl

“El androcentrismo y machismo también les perjudica a ellos”

Rita Radl - Catedrática de Sociología e investigadora (USC)

decoration

“La educación en igualdad es fundamental y la que se imparte en la actualidad no es suficiente”, apunta Rita Radl, Catedrática de Sociología en la Universidade de Santiago (USC) y directora del Centro Interdisciplinario de Investigacións Feministas e de Estudos de Xénero (CIFEX).

En cuanto a la situación actual del movimiento, tras los desencuentros por la “Ley Trans”, por ejemplo, Radl indica que quizás no se trate “exactamente de recuperar la unidad”. “Estamos hablando de un movimiento diverso, siempre ha sido diverso y esto no es negativo, tiene muchos aspectos positivos... existen colectivos diversos, pero no debemos olvidar que hay aspectos comunes entre el colectivo de las mujeres, que está sometido por su condición de género, por ser mujeres, más del 50% de la población mundial”, explica Radl. Sobre la participación del hombre: “es importante contar con ellos”. “Ellos necesitan cambiar su rol, incorporar en sus identidades las orientaciones humanas del cuidado, sensibilidades, fragilidades y participar en las tareas del cuidado humano, capacidades histórico-colectivamente vinculadas a las mujeres. Los varones también necesitan llegar a ser iguales, no son iguales tampoco en estos momentos, particularmente en estas cuestiones; los hombres precisan también cambiar sus modelos (masculinidades), no viven tampoco de forma plena su condición humana... La igualdad alude a un proceso comunicativo que afecta a ambos, a mujeres y a hombres, el androcentrismo y machismo también les afecta a ellos negativamente, si bien, son ellas las sometidas, pero al menos ya lo podemos decir y reivindicar. Pero necesitamos que dejen, cedan, más cuotas de poder también en las relaciones personales”, describe la profesora.

Chis Oliveira e Amada Traba

Chis Oliveira e Amada Traba

“Somos diversas, con distintos intereses e necesidades”

Chis Oliveira e Amada Traba - Filosofía e Socioloxía

decoration

“Como conseguir que o movemento feminista siga en auxe? “Traballando, é dicir, analizando, propoñendo, reivindicando sobre os temas que preocupan as mulleres. E aí hai que pensar que as mulleres non somos un colectivo, somos diversas e con diferentes necesidades e intereses. Somos a metade da poboación e polo tanto hai que facer emerxer con máis forza aqueles asuntos que son comúns, que nos afectan a todas directa ou indirectamente. Por exemplo a prostitución, son minoría as mulleres en prostitución, pero aféctanos a todas porque nos constitúen en obxectos. Debemos seguir logrando cambios no reparto da riqueza e no acceso aos bens, así como no acceso ao poder. Asemade, seguir fomentando cambios nos modos de pensar a prol da igualdade. Por último, pero non menos importante, priorizar as necesidades das mulleres que están nunha posición máis vulnerable”, explican Chis Oliveira, catedrática de Filosofía, e Amada Traba, socióloga. As dúas son autoras do libro ‘Ám@me’.

No ámbito educativo, consideran que os contidos sobre igualdade son “insuficientes”. “No noso país a educación afectivo sexual non existe e esa sería unha peza fundamental para abordar moitos asuntos importantes”, expresan.En canto á equiparación de salarios e alcanzar postos de dirección, ambas consideran que se avanzou pero que se precisa avanzar moito máis. “A riqueza no mundo segue estando en mans masculinas”, apuntan. En canto ao reforzo do movemento: “os homes téñense que sumar porque se trata de defender os dereitos da humanidade”. “É unha cuestión de crer na democracia ou non, así de simple ou de complexo”, aseguran.

Carmela Silva

“Hay que incorporar a las nuevas generaciones y ampliar redes”

Carmela Silva - Presidenta de la Diputación de Pontevedra

decoration

“El feminismo es fuerte en sí mismo porque defiende el valor humano más potente que existe: la igualdad. Eso lo hace indestructible. El 50% del mundo somos mujeres. ¿Quién puede detener a la mitad de la población en sus justas reivindicaciones? Ahora bien, es fundamental seguir sumando a las nuevas generaciones desde la formación, la coeducación, con una agenda clara y creando redes cada vez más extensas”, defiende Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra y firme defensora y divulgadora del feminismo.

¿Cuáles son los puntos que deben abordarse a partir de ahora? “Hay que demandar la agenda de la paridad en la política, el conocimiento, la cultura y la economía. Además, hemos de exigir la abolición de la prostitución, la erradicación de la mercantilización de los cuerpos y la eliminación de las brechas laborales y salariales”, apunta.

"Hoy no se educa en igualdad: los materiales educativos tienen sesgos de género masculinos, se mantienen los estereotipos”

decoration

Para Silva, “la coeducación es el camino”. “Los contenidos y el conocimiento sobre la coeducación tienen que formar parte del currículum formativo de quienes van a ser educadores/as. Hoy no se educa en igualdad: los materiales educativos tienen sesgos de género masculinos, se mantienen los estereotipos”, asegura.

Añade que las mujeres tienen que tener presencia paritaria en las carreras STEM, tienen que formar parte imprescindible en los procesos de creación de la inteligencia artificial, combatir los estereotipos presentes en las TIC... “Es un riesgo clarísimo de retroceso en igualdad si la transformación digital sigue casi exclusivamente en manos de los hombres, como está ocurriendo”, describe Silva.

En cuanto a salarios y cargos, considera que hemos avanzado mucho. “Hay mujeres en todos los campos de la actividad humana”, dice. Ahora bien: “somos el 60% de las personas tituladas universitarias y sin embargo estamos infrarrepresentadas en todos los ámbitos”. “Hacemos el doble de esfuerzo y no logramos ocupar la mitad de todo, que es lo que nos corresponde”, indica Carmela.

Coral del Río

“Los discursos de odio no tienen cabida en el feminismo”

Coral del Río - Catedrática de Economía Aplicada (UVigo)

decoration

“En primer lugar, la historia nos enseña que toda conquista es susceptible de ser revertida, que todo derecho se alcanza con mucho esfuerzo y que si no nos mantenemos alerta se acaba perdiendo. Al igual que la democracia y los derechos políticos, los derechos humanos, sociales y económicos hay que defenderlos cada día. En segundo lugar: queda mucho por conseguir. La igualdad real está todavía muy lejos de alcanzarse. Por ejemplo, las redes sociales no son un espacio seguro para las mujeres, al igual que sigue sin serlo el espacio público, sobre todo a determinadas horas, o los lugares de ocio. Queda mucho por lo que luchar, aquí y en el resto del mundo”. Por todos estos motivos Coral del Río, Catedrática de Economía Aplicada en la Universidade de Vigo (UVigo), considera que hay que continuar activas: “hay que mantener la rebeldía de no conformarnos con lo conseguido”, proclama.

“Las mujeres padecemos elevados niveles de violencia machista en el hogar, en las calles, en las redes sociales e internet, en el trabajo... Hay un desigual reparto de las tareas domésticas y de cuidados en los hogares. Las mujeres somos ciudadanas cuyas habilidades/necesidades/logros siguen siendo secundarios frente a los de los hombres”, expresa Del Río.

"Las diferencias que lógicamente existen son menores frente a lo que realmente nos une"

decoration

En cuanto al movimiento feminista: “como movimiento de emancipación universal que es, debe ser plural y diverso”. “Pero las diferencias que lógicamente existen son menores frente a lo que realmente nos une, que es la lucha contra las ideologías machistas, ultraconservadoras, ultrareligiosas o, directamente, fascistas. Los discursos de odio no tienen cabida dentro del feminismo. Desde el respeto y la camaradería, desde la no violencia, desde el conocimiento de nuestra genealogía, desde la convicción de que cada una de nosotras solo será libre cuando todas lo seamos... desde todas esas premisas podemos seguir avanzando, unidas, a pesar de nuestras diferencias. La ideología dominante siempre ha intentado enfrentar a unas mujeres con otras: divide y vencerás”, apunta.

Compartir el artículo

stats