Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 44.000 gallegos se vacunaron tras la obligación del pase COVID en el ocio

Los nuevos contagios caen a 6.029

Una sanitaria pone la vacuna del COVID a una ciudadana. | // IÑAKI ABELLA

Galicia levanta restricciones, pero, a diferencia de Cataluña y Asturias, mantiene la obligación de presentar el pase COVID en los locales de hostelería y ocio. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, justifica la decisión porque “anima a la vacunación” contra el coronavirus. Los expertos consultados por ese diario sostienen lo mismo. Explican que ante una variante como la ómicron, tan contagiosa, capaz de infectar a personas vacunadas, el pasaporte COVID no tiene una efectividad directa, pero ayuda a convencer para que se vacunen a los que tienen dudas. Es el peaje a pagar si quieres disfrutar de la vida social en público. En Galicia, quedan 118.142 gallegos mayores de doce años que aún no han recibido ni una sola dosis, y eso que ya se está ofreciendo la tercera dosis. Es más, ya hay más de 2,1 millones de gallegos con inyección extra puesta. Los gallegos sin ninguna dosis son el 5% de la población diana.

¿Y creció la vacunación contra el coronavirus con la imposición del pase COVID para tomarse un café o comer con unos amigos en el interior de un bar o restaurante? Pues, sí. Casi 45.000 gallegos pasaron por los vacunódromos desde entonces. El 27 de noviembre del año pasado, la Xunta generalizaba el pase COVID en todo el territorio. Desde entonces, casi dos meses después, y cuando ya se había iniciado la administración de la dosis de refuerzo, 21.615 gallegos se han puesto la primera dosis y otros 23.281 se ponían la segunda dosis. No todos tuvieron que vacunarse por la exigencia del pase COVID, pero una buena parte pudieron verse ‘animados’ ante esta obligación. También puede quedar la duda de qué habría pasado si la Xunta no exigiera el pasaporte COVID. ¿Habría avanzado tanto la vacunación? Quizás no tanto porque si uno observa las cifras por grupos de edad son los más jóvenes, los que tienen más vida social, los que se animaron a vacunarse fuera de plazo. Por ejemplo, casi 4.000 jóvenes entre 20 y 29 años se pusieron la primera dosis en los dos últimos meses, casi tantos como los gallegos entre 30 y 39 años. Y las cifras se repiten en estos dos grupos de edad para completar la pauta.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvía ayer a reivindicar la importancia de vacunarse en esta pandemia. Expuso que de los 48 pacientes que en Galicia están ingresados en UCI “más del 40 por ciento” de ellos se corresponden con personas sin vacunar. Son una minoría de la población (el 5%), pero provocan cuatro de cada diez ingresos en la planta de críticos.

El 5% de la población, sin vacunar, provoca el 40% de los ingresos en UCI

decoration

Los expertos insisten en que la vacuna ayuda a frenar el COVID más grave y a reducir la mortalidad.

Feijóo también aprovechó para hacer un “llamamiento a la responsabilidad individual” y a la “cautela” ahora que en Galicia “se acaban” las restricciones fijadas para las fiestas navideñas y que resultaron ser “útiles”. Desde las 00.00 horas del sábado se elimina el toque de queda para las reuniones nocturnas entre no convivientes, se recupera el uso de las barras y el horario de la hostelería, así como del ocio nocturno. Tras la relajación de “practicamente” la totalidad de las restricciones, Feijóo pide mantener la “cautela” y cumplir las recomendaciones relativas al uso de la mascarilla, la distancia de seguridad y la ventilación de los lugares cerrados.

El titular de la Xunta considera que existen “muchísimas posibilidades de que el pico de contagios baje de forma abrupta” en tanto que Galicia ya está en un momento de “estancamiento de casos activos” y se prevé que en las próximas semanas se produzca una bajada de los casos activos, aunque “aún hay que esperar”.

También defendió la propuesta del Sergas, rechazada por la ministra Carolina Darias, de reducir las cuarentenas a cinco días. Aseguró que los expertos del comité clínico gallego “fueron unánimes” al respaldar la petición de acortar el aislamiento de los infectados de COVID.

Galicia roza los 400.000 infectados por la pandemia

Tras dos jornadas en aumento, los nuevos contagios de COVID-19 descendieron ayer en Galicia hasta los 6.029, que suponen 976 menos que los 7.005 del día anterior, pero siguen por encima de los 4.843 del martes y los 4.337 del inicio de esta semana. La mayoría de los nuevos contagios se registran en las áreas de Vigo (1.583), A Coruña (1.327) y Santiago (928), que llevan semanas comunicando más de la mitad de los positivos que se producen en Galicia. Sin embargo, la tendencia descendente de los casos activos de coronavirus iniciada el pasado fin de semana en la comunidad se frenó, al aumentar las infecciones en medio millar hasta las 66.364. Desde el inicio de esta pandemia ascienden en Galicia a 399.097 los contagiados por coronavirus. Es el 15% de la población. También suben los hospitalizados hasta 645 (16 más): 48 en la UCI y 597 en planta (16 más). Son 57 ingresados más que hace una semana, cuando había 588.La tasa de positividad se mantiene en un 18, 68 por ciento, casi cuatro veces más que el 5% fijado por la OMS para dar la pandemia por controlada.La semana arrancó con una tasa del 19,62%. La tendencia descendente de los casos activos seguida en las últimas cinco jornadas consecutivas se frenó porque hubo más contagios (6.029), que altas (5.501). No obstante, siguen por debajo de los 77.236 registrados hace una semana. Por su parte, las personas fallecidas diagnosticadas con COVID-19 desde el inicio de esta pandemia en Galicia aumentan a 2.910, tras haber notificado la Consellería de Sanidade ayer ocho nuevos óbitos.

Compartir el artículo

stats