Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desacuerdo insalvable para modificar la norma básica asturiana

El naufragio de la negociación por la cooficialidad del asturiano: ¿por qué los partidos la dan por "agotada"?

El PSOE, Podemos e IU achacan la ruptura para cambiar el Estatuto a las exigencias fiscales condicionadas por Foro, que no se conforma “con una reformina”

Manifestación por la oficialidad del Asturiano en Oviedo.

“Vía muerta”, “condiciones innegociables” o “imposibles” son algunos de las palabras con las que el PSOE, Podemos e Izquierda Unida calificaron ayer el estado de la negociación con Foro para la cooficialidad del asturiano, dentro de la reforma del Estatuto de Autonomía, que los protagonistas dan por “agotada”, a una semana de que finalice el plazo para poder abordar su doble tramitación, en el parlamento asturiano y el Congreso.

El encuentro a dos bandas, por un lado los tres partidos de la izquierda y por el otro Foro, duró una hora, en la que no hubo avance alguno pero, en cambio, sí impresiones bastante coincidentes de que la negociación ha encallado y sin margen para prosperar, a no ser que se produzca un giro copernicano, con rectificación incluida en esta próxima semana. Un extremo en el que ayer no confiaba ninguno de sus protagonistas.

La negociación para la reforma del Estatuto de Autonomía zozobró porque el PSOE, Podemos e IU se plantaron definitivamente ante la exigencia de rebajas fiscales por parte de Foro. Mientras Dolores Carcedo (PSOE), Sofía Castañón y Rafael Palacios (Podemos) y Alejandro Suárez (IU) culparon a Foro de esta ruptura “porque ha venido a hablar de fiscalidad y no de la oficialidad del asturiano”, el portavoz forista, Adrián Pumares, rebatió que ni a su partido ni a Asturias “nos vale con una reformina”.

Dolores Carcedo (PSOE): “Foro pone unas condiciones innegociables y dice no a la oficialidad”

decoration

La única posibilidad de que haya un acuerdo que salve la reforma del Estatuto propuesta por el Gobierno de Adrián Barbón en septiembre pasado, pasaría porque Foro renunciase a su condición de rebajar los impuestos de Sucesiones y el tipo autonómico del IRPF antes de que acabe este mes, un extremo que descartó el propio Adrián Pumares en los pasillos de la Junta General, tras ser el primero en salir de esa reunión.

“No hay cesiones”

“La reforma del Estatuto es importante, pero no es la única que necesita Asturias. No nos vamos a conformar con una reformina”, declaró Pumares, quien dijo que “no tiene ningún sentido que queramos construir una comunidad autónoma mayor de edad, mientras tenemos unos impuestos más elevados que generan desventaja competitiva con Cantabria, Galicia, Castilla y León, y no digamos ya con Madrid”. Pumares atribuyó el desacuerdo a que los otros tres partidos “no están dispuestos a hacer ningún tipo de cesiones” sobre impuestos. “Si entrase en la Junta la reforma del Estatuto nuestro voto no sería favorable y da la impresión de que no se va a querer avanzar en nuestras propuestas”, valoró Pumares quien confirmó que, a diferencia de otras veces, “no hay previsto ningún encuentro” para acercar posturas.

Rafael Palacios (Podemos): “Ye imposible avanzar cuando falamos de coses muy distintes”

decoration

La portavoz del Grupo Socialista en la Junta, Dolores Carcedo, se manifestó rotunda al término de la reunión, al atribuir a Foro la responsabilidad del desacuerdo. “Hay tres fuerzas políticas a favor de la reforma del Estatuto con la cooficialidad , que sumamos 26 votos, y hay una fuerza, Foro, que tiene otro objetivo que es bajar el impuesto de Sucesiones y el de la renta”, esgrimió la diputada del PSOE, quien acusó a los foristas de “poner condicionantes que no tienen nada que ver con la reforma del Estatuto” y que, recalcó, “son innegociables”, tras señalar como “concesión” por su parte el visto bueno a la ley de tres quintos sobre la ley que desarrollaría la oficialidad. Para Carcedo, “Foro ha dicho no a la oficialidad”.

Alejandro Suárez (IU): “La gente tiene que saber que la negociación está agotada”

decoration

“Certificamos que ye mui difícil encontrar un puntu d’alcuerdu cuando tres grupos vienen a falar d’oficialidá y uno vien a facelo d’impuestos, y ye imposible avanzar cuando falamos de coses mui distintes”, ha valorado Rafael Palacios (Podemos), que participó en esta última ronda negociadora junto a la coordinadora de la formación morada, Sofía Castañón. “Dempués de dos años y mediu de trabayu y 40 años de llucha y pelea por un derechu, nos alcontramos con un partíu cuyo interés ye otru”, describió Palacios. Mientras, Sofía Castañón apuntó que “si Adrián Pumares cambia de idea d’aquí al 31 de xineru, nosotros vamos tener prendíu’l teléfonu les 24 hores, porque el momentu pa la oficialidá ye agora”. Al ser preguntados los dirigentes de Podemos sobre si dan por agotada la posibilidad de acuerdo en el caso de que Foro no cambie de postura, su respuesta fue sintomática: “Ahí va tar. Si ahí se queda, ahí se queda. Seguirá falando de impuestos, pero nesti casu, solu”, sostuvo Palacios.

Adrián Pumares (Foro): “La reforma del Estatuto no es la única que necesita Asturias”

decoration

Alejandro Suárez (IU) insistió en argumentos similares a los del PSOE y Podemos: “26 a favor de la reforma del Estatuto y hay uno que sitúa la cuestión de la fiscalidad como elemento insalvable. Si Foro quiere llamar antes del finales de este mes o principio de febrero nos volvemos a sentar, pero mientras la fiscalidad sea insalvable el bloque de la izquierda no se moverá de ahí”, relató el dirigente de la coalición. En su opinión, “la gente tiene que saber que la negociación está agotada. Es Foro quien tiene que responder frente a tres partidos si mantiene esa posición irreductible”. 

Un voto decisivo

La reforma del Estatuto precisa el voto favorable de 27 diputados, equivalente a tres cuartas partes de la Cámara, de ahí que el voto de Foro resulte en esta ocasión decisivo porque los partidos dispuestos a apoyarla con la cooficialidad, que son el PSOE, Podemos e IU, suman 26 escaños. El PP, Ciudadanos y Vox, abiertamente en contra de la oficialidad, suman 17 votos.

Compartir el artículo

stats