Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade borrará a 54.000 gallegos en los próximos diez días de la lista de casos COVID

Adapta el protocolo ministerial para dar automáticamente por sanos a los positivos tras ese plazo E Busca evitar el colapso de Atención Primaria: no se necesita ni prueba ni ir al médico

Un joven, haciéndose una prueba de saliva para saber si tiene COVID. | // MIKI LÓPEZ

Cincuenta y cuatro mil gallegos enfermos de coronavirus dejarán de estarlo de forma automática para el Sergas desde hoy y durante los diez próximos días. Son los gallegos infectados desde el día 4 hasta el ayer. Un total de 54.010 personas, con una media diaria de 5.401 infectados, siendo el mayor pico el del día 12, con 8.343 contagiados nuevos. ¿Por qué desaparecerán del listado de casos activos de COVID que día a día publica la Consellería de Sanidade? Porque se ha diseñado un nuevo protocolo COVID, ante la explosión de contagios de la ómicron, una variante más leve pero también más infecciosa que amenaza con colapsar la sanidad y la economía. El nuevo modelo establece un alta médica automática para los enfermos de coronavirus, sin necesidad de un parte sanitario o una prueba diagnóstica, a los diez días de haberse diagnosticado la dolencia, bien vía PCR o bien a través de un test de antígenos en casa. Eso sí, si el contagiado se sigue encontrando mal, puede llamar a su médico de cabecera. Si no, puede romper la cuarentena y empezar a hacer vida normal.

El nuevo modelo de actuación aprobado por el Ministerio de Sanidad establece que el borrado del listado de casos activos de COVID es automático a los siete días, pero el Sergas por el momento y por un criterio de prudencia ha preferido esperar hasta los diez días, pues ha observado que a la semana aún hay infectados con síntomas que deben guardar baja y permanecer aislados. En todo caso, no descarta en los próximos días acortarlo a nueve o ocho días. En el caso de las bajas laborales, es diferentes, éstas son automáticas y a los siete días, explicaron ayer desde Sanidade, a no ser que persistan los síntomas.

Con este nuevo protocolo en marcha, se alivia la carga de trabajo de Atención Primaria, que en Galicia ya sufre una crisis estructural desde hace años y que con el estallido de casos de la sexta ola se ha visto agravada. Los médicos de los centros de salud eran incapaces de atender tantos infectados, certificar su dolencia, pedir las pruebas de diagnóstico, llamar todos los días para hacer su seguimiento, tramitar las bajas y altas laborales, ... y atender a los enfermos que no tienen coronavirus. Por ello, se cambió el protocolo de seguimiento de los casos de COVID. Y un enfermo se puede hacer un test de antígenos y si da positivo llamar al teléfono COVID o comunicar en la web del Sergas su caso, sin hablar con su médico de cabecera, al que se le pide que recurra sólo si tiene síntomas.

El Sergas ya empezó ayer a depurar su listado de casos activos de coronavirus. Revisó los datos de los últimos cuatro días a la baja, y la relación final adelgazó en 16.819 casos y los gallegos con coronavirus cayeron hasta 59.451, eso sí son 36.000 personas más que en el pico de la tercera ola.

En las últimas 24 horas se produjeron más de 24.000 altas epidemiológicas, muchas de ellas correspondientes a personas que llevaban más de 10 días registradas como casos activos.

Aunque el número global de casos de activos ha disminuido en la comunidad, los nuevos casos siguen registrando cifras importantes. Los nuevos casos registrados ayer fueron 7.875. Fueron 468 menos contagios que en la jornada anterior, pero también es la segunda cifra más alta de toda la pandemia por detrás de la notificada un día antes.

La mayoría de los contagios fueron notificados por las áreas de Vigo (1.869), A Coruña (1.360) y Santiago (1.052). Tres de cada cinco positivos de las últimas 24 horas corresponden a una de estas tres áreas sanitarias

El Sergas también empezó a contabilizar el número de autotest que tienen resultado positivo, y son la mitad de los casos nuevos que se incorporaron al sistema ayer. El Sergas hasta el momento solo publicaba el número de nuevos casos diarios diagnosticados a través de pruebas realizadas por el sistema sanitario, a excepción de las PCR de saliva.

Delta provoca el 68% de los ingresos

Aunque es la variante ómicron la que pone a prueba el sistema sanitario y económico, es la variante delta la que provova la mayoría de los ingresos hospitalarios en Galicia. Exactamente, el 68%. Los datos los ofrecía ayer el presidente de la Xunta,Alberto Núñez Feijóo: el 74% de los enfermos con COVID en las ucis gallegas están infectados con la variante delta y el 63% de los ingresados en planta, también. Feijóo también remarcó que el 50% de los pacientes en uci están sin vacunar. Es decir el 6% de la población gallega, la que no se ha puesto ni una sola dosis de la vacuna, provoca la mitad de los ingresos hospitalarios. Ayer estas hospitalizaciones ascendían moderadamente hasta las 514 (+6), con 57 (+2) pacientes en UCI y 457 (+4) en planta. Feijóo destacó que Galicia, la comunidad con más población vacunada, es también la autonomía con menor ocupación hospitalaria. El 99% de los infectados pasan la dolencia en casa, porque la vacuna ayuda a que el COVID sea leve. Solo el 0,1% de los infectados están en la uci, y el 0,8% en planta. La ocupación de las ucis con pacientes de coronavirus es del 7% frente a la media estatal del 23,6% y en planta es del 5,5% frente al 13,7% estatal, expuso el presidente. Las personas fallecidas diagnosticadas con COVID-19 desde el inicio de esta pandemia en toda Galicia ascienden a 2.836, al haber notificado la Consellería de Sanidade ayer cuatro nuevas víctimas.

Compartir el artículo

stats